«VIVA LA BUKY» GRITABA DOÑA MARÍA JIMENEZ

COLUMNA HUÉSPED PRINCIPALES

«Si me permiten hablar». Crónicas de un locutor y periodista.

Por Agustín Torres Sotomayor.

Sinaloa 8 enero 2021.-  Sin lugar a duda Alicia Montaño y Edwiges ‘la Viky’ Vega abrieron las puertas a las mujeres para participar en la política Sinaloense.

La Viky Vega Padilla nació en  San Ignacio, Sinaloa. Aunque su santo patrono es San Ignacio de Loyola, fue con San Mateo Camacho, dirigente de la liga de comunidades agrarias de Sinaloa con quien inició su carrera política en la década de los 70as siendo una adolescente.

Eran tiempos en que la LCA auspiciaba una casa para jóvenes estudiantes en Culiacán, todos eran hijos de campesinos de diversas regiones del estado. Ahí llegaron Pablo y Héctor Moreno Cota. Jesús Enrique Hernández Chávez y otros personajes. Eran unos ‘plebitos’.

Ahí estuvo «la Viky» luchando para culminar sus estudios de profesora.

Después Mateo la impulso y entro por la puerta grande a la política, una actividad que en esos años estaba prohibida para las mujeres.

En 1987 la ‘Viky’ logro la candidatura a la Diputación Federal que comprendía los municipios de Choix, El Fuerte, parte de Ahome y Sinaloa de Leyva.

Como la cabecera del distrito 01 era El Fuerte, la convención distrital para su toma de protesta fue en ‘La Mutualista’ de El Fuerte. Recuerdo que la «Viky» llego acompañada de Pedro Peña, el sinaloita que fue su coordinador de campaña y además delegado estatal del PRI.

Doña María Jiménez del campo Esperanza no había logrado ser regidora por la CNC porque ‘Lola» Álvarez de Vinaterías la acusaba de ser de otra central campesina ajena al PRI. La ‘Lola’ si llego al Cabildo.

Doña María exigía el derecho de ‘mama’, pues ella misma contaba que había trabajado en casa del doctor Eduardo Labastida y hasta había sido ‘nana’ del entonces Gobernador Francisco Labastida Ochoa cuando era un bebe, aseguraba que hasta le había dado ‘chichi’.

Ni eso le alcanzo para llegar al Cabildo pero obtuvo a cambio la promesa que ella seguiría en la lista de espera de la CNC.

Tal vez por eso, confiando en esa promesa, llevo al salón de la ‘mutualista’ tres camiones llenos de mujeres.

La indicación que les dio: ‘plebes cuando llegue la candidata griten todas juntas «¡Viva la Buky!» y así lo hicieron cuando la candidata subía los cuatro escalones para entrar al histórico lugar.

Apenado por la inusual porra, Pedro Peña fue y le dijo a doña María ‘Doña María, es Viky, no Buky’.

Qué ironía del destino

Ya en plena campaña, en la comunidad de El Mahone en  la escuela primaria ‘Ing. Heriberto Valdez Romero’, cuando aún se podían realizar actos de campaña en escuelas públicas, estaba el profesor Armando Ochoa impartiendo clases.

Llego la campaña del PRI, mujeres y hombres de la comunidad ocuparon los mesa bancos. El profesor era Armandito Ochoa quien le dio la bienvenida a la candidata.

Cuando toco el turno a quien era el presidente del comité de desarrollo leer las ‘peticiones’ de la comunidad, se sonrió nervioso  y se cubrió la cara. ‘Mi candidata, ya hasta vergüenza me da decirlo porque cada campaña es la misma petición,  tenemos la presa ‘Miguel Hidalgo’ a un ladito y no tenemos agua potable’.

La candidata Viky Vega mientras escuchaba las peticiones escribía. Yo estaba sentado en un mesa banco viendo toda lo que sucedía. Entonces la ‘Viky’ volteo a verme y con los ojos me hizo una señal. Yo fui con ella y me dio un papel doblado.

Cuando me senté de nuevo leí el mensaje que decía.

‘Que ironía del destino. Tienen la presa por un lado y no tienen agua’.

Yo solo pensé, ironía del destino no, son chingaderas del sistema.

Esta anécdota fue en 1987, hoy está peor la gente de los ejidos porque el gobierno actual  les quito todos los programas federales.

En un acto de justicia partidaria, doña María Jiménez (qepd) si logro llegar a ser regidora. En honor a la verdad, el PRI si le quedo debiendo al profesor Armandito Ochoa y a Tere su esposa. Los promotores que lograron el éxito de Viky Vega fuimos: Manuel Sauceda, Luis Lachica, Javier Ayala, Ciro Hernández, Roberto Ayala, Marcos Sánchez, Presidente del PRI, Joaquín Ibarra,  el profe ‘mudo’ Ayala, el ‘mimi’ Quintero y un servidor Agustín Torres Sotomayor.