VA MORENA POR EL DERECHO A LA PAZ DE TODOS LOS MEXICANOS

MÉXICO

Ciudad de México.- El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa que busca que quede establecido en la Constitución Política el derecho a la paz de todos los mexicanos.

A través de la diputada María Eugenia Hernández Pérez (Morena), se explica que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha planteado que no se continuará con la política irracional de combatir a los cárteles del narcotráfico y a la delincuencia organizada con la fuerza represiva del Estado. «Porque la violencia no debe combatirse con más violencia, pues ello provoca una escalada de muerte y de sangre, y no es eficaz para terminar con las prácticas criminales».

La actual coyuntura política que se vive en México hace imperativa la necesidad de elevar a rango constitucional el derecho de todas las personas a la paz y establecer que el Estado deberá garantizar la plena vigencia de este derecho humano fundamental.

«En los últimos 12 años el país ha experimentado un doloroso proceso de violencia criminal, derivada, entre otros factores, de la política de guerra contra los cárteles del narcotráfico y la delincuencia organizada», declaró la legisladora.

Explicó que los esfuerzos del Estado se deben concentrar en atacar las causas estructurales de la delincuencia, tales como la pobreza, la marginación, la falta de empleo y educación de los jóvenes, así como la corrupción y otros factores que los grupos criminales aprovechan para reclutar gente y lograr apoyo social.

«Estoy convencida de que dicha propuesta contribuirá a la construcción de un México más humano, solidario y generoso, del cual estarán orgullosas las futuras generaciones», apuntó.

Hernández Pérez explicó que la paz, en sentido positivo, se refiere a un estado de tranquilidad y quietud, y también se le considera un valor que uno desea para sí mismo y para el prójimo en lo político.

«La paz es premisa y requisito fundamental para el ejercicio pleno de todos los derechos y deberes humanos. Es la condición de exigencia y fin último de todos los derechos humanos fundamentales e inalienables para todas las personas», aseguró.

Por ello, la iniciativa propone una reforma al artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para establecer que «toda persona tiene derecho a la paz, al Estado corresponde velar su promoción, fomento y protección para garantizar este derecho».

Esta propuesta fue turnada por la Mesa Directiva a la Comisión de Puntos Constitucionales para su análisis y dictaminación.