TILIN ADAMS, EL INGENIERO NO TE QUIERE

COLUMNA HUÉSPED PRINCIPALES

«Si me permiten hablar». Crónicas de un locutor y periodista.

Por Agustín Torres Sotomayor.

Sinaloa. 14 oct. 2020.-  «Tilin Adams», seis veces le he pedido al Ingeniero Rene que te incorpore a la campaña y me dice que lo va a ver, se me hace que no te quiere, me dijo Guadalupe Alvarado, el conductor de noticias de radio más popular de la historia de la radio en el noroeste de México en la radio XETNT radio 65.

Lupe me quiso mucho y yo lo quise también, fue mi maestro.

Yo empecé como periodista en su noticiero radiofónico «Este Día». Fui el primer corresponsal en los municipios de  El Fuerte y Choix a fines de la década de los 80as. Yo ya había logrado seis triunfos como coordinador de estrategias de campaña en el área de Comunicación para candidatos del PRI pero en el año 2006, el Diputado Rene Zazueta jamás me acepto en su equipo de campaña a pesar de que se lo pidió Lupe Alvarado.

Era Rene Zazueta, candidato a la Presidencia Municipal de El Fuerte y José Luis Lugo el candidato a Diputado Local, ambos del PRI, partido político que jamás en la historia  había sido derrotado.

Yo no sé quién impidió que yo estuviese en esa campaña, pero si recuerdo que en el rancho «Macochin» de San Blas, en una reunión a la que acudí invitado por Lupe Alvarado, les reproche a mis compañeros priistas:

«¿Cómo es posible que los regidores panistas, el Ing. Armenta y Joel Vega, un día sí y otro también estén golpeando al alcalde Lalo Astorga?

¿Por qué lo permiten?, Por que nadie hace nada? Les reproche.

¿Que no saben que un golpe contra el alcalde del PRI va y le duele a los candidatos de ese partido?

Al término de la comida, por educación me fui a despedir del candidato Rene Zazueta me dijo que no me necesitaban que estaban completos.

Yo regrese muy avergonzado. Cuando me subí al Volkswagen, mi compadre Tito Vizcarra me pregunto «que le paso compadre, porque viene así?». Yo iba de raite con él.

Yo solo le respondí humillado.

“Rene chupo faros compadre”. ¡Vámonos!

Al día siguiente el candidato del PAN Víctor Manuel Sarmiento «el Semas» estaba en mi casa. Licenciado -me dijo- te vengo a contratar-.

A partir de ese día la campaña del candidato ciudadano diariamente terminaba en mi casa donde inventábamos la estrategia política.

El trabajador del supermercado VH de Los Mochis y Gerente de la Cervecería Pacifico, Víctor Manuel Sarmiento, se alzó con la victoria.

Le sonrojó la primera histórica derrota al PRI en El Fuerte.

El PRI de Joaquín Vega Acuña había despreciado a los priistas que aspiraron a esa posición. Ya venía con la instrucción de «tronar» al profesor Armando Ochoa y a Poncho Vega.

«Las puertas del PRI están abiertas para quien quiera irse», sentencio soberbio Joaquín.

“Aquí no cabe nadie. Va a ser Rene el candidato”.

Joaquín Vega salió con el hocico lleno de sangre cuando el INE dio a conocer la derrota de Rene Vega y José Luis Lugo

¡Qué vergüenza!.

El PRI perdió en el 2007 por su soberbia y por ser excluyente.

La exclusión es sinónimo de derrota

A 13 años de esa derrota parece que el PRI se ha montado en «su macho» de la exclusión.

Públicamente le pido a la Presidencia del CDE del PRI que en este partido caben todos. Si el proyecto político es personal es comprensible. Pero los triunfos no se recogen en la exclusión.

Cada aspirante tiene un capital político valioso, independientemente de la gente que represente.

Me parece deleznable que para los eventos del PRI solo se llamen a unos cuantos. ¿Quién les dijo que los llamados serán los elegidos?

Con respeto y con la experiencia de 13 campañas políticas ganadas que tengo (solo una he perdido).

Si no vamos TODOS JUNTOS no vamos a ganar.

No menosprecien a ningún priista que se manifieste.

Se los pido por favor. No entreguen el poder pos culpa de su soberbia.

O vamos todos o perdemos.

Pero si la consigna de «arriba» es la división sean honestos, para saber que ya entregaron al estado.

Si se va un dirigente del partido y llega otra dirigente originaria de Mocorito, la historia no cambiara porque ambos tienen sus grupos y sus intereses políticos.

Hace dos años soñé que el PRI iba a postular al Secretario de Educación Publica

Al día siguiente por coincidencia ese funcionario tenia al aire una entrevista al aire con Víctor Torres.

Víctor -le textee por WhatsApp- anoche soñé que el Secretario era el delfín del Gobernador.

Puede ser ¿por qué no? Me respondió Víctor, es Secretario.

Ahora son dos delfines, uno no es militante del PRI y el otro es hijo de un amigo personal de AMLO, fue candidato a senador del PRD  y hasta dirigió al partido.

Interpreten mis señales. Yo no soy ni seré PRIMOR porque no voy a beneficiar a los mismos de siempre.

Ganar la candidatura no es importante, lo esencial es que el PRI gane la elección, en eso deberían trabajar

PD: Después ofrecí disculpas a Cenobio Ruiz, entonces dirigente del PRI estatal y me respondió. Tú no te equivocaste fueron ellos, me dijo, bienvenido

NO nos equivoquemos por favor.