LA MEJOR FIRMA INTERNACIONAL EN GRANDES LIGAS.

DEPORTES

Equipo por Equipo; Teodoro Higuera, el mejor de Cerveceros

EEUU. 13 mayo 2020 (MLB.com).- El béisbol de Grandes Ligas es un juego de mucha diversidad, compuesto por jugadores que vienen de todas partes del planeta.

Y mientras que la agencia libre, los canjes y el Draft obviamente son importantes, los equipos también pueden descubrir a estrellas capaces de impactar la franquicia mediante el mercado internacional. Aquí, presentamos a los jugadores que son prueba de ello.

A continuación, la mejor firma internacional en la historia de cada equipo de Grandes Ligas.

LIGA AMERICANA

División Este

Azulejos: Carlos Delgado (Firmado en 1988)

País de origen: Puerto Rico

Carlos Delgado ¿receptor? Así comenzó, como un prospecto detrás del plato oriundo de Puerto Rico. Jugó esa posición hasta 1994 en las menores y tuvo un paso efímero como jardinero en las Mayores, pero fue en la inicial donde Delgado se consolidó. Tras su ascenso como uno de los mejores prospectos del beisbol, el cañonero zurdo jugó 12 temporadas con los Azulejos, por quienes disparó 336 de sus 473 cuadrangulares de por vida. Delgado todavía encabeza el club en la lista de todos los tiempos en esa categoría, así como en dobles (343), carreras remolcadas (1,058) y OPS (.949).

Orioles: Dennis Martínez (Firmado en 1973)

País de origen: Nicaragua

La firma internacional más exitosa en la historia de los Orioles, Martínez se convirtió en el primer jugador nacido en Nicaragua en jugar en las Grandes Ligas cuando debutó en 1976, y hasta la fecha sigue siendo el que más logros ha obtenido. Durante 20 años, Martínez mantuvo el récord de más victorias para un lanzador latinoamericano con 245, hasta que el dominicano Bartolo Colón superó dicha marca en el 2018. Una buena parte de esos triunfos llegó en Baltimore, donde Martínez acumuló foja de 108-93 y efectividad de 4.16 de 1976 a 1986. Convocado cuatro veces al Juego de Estrellas más adelante en su carrera, “El Presidente” lideró a todos los lanzadores de la Liga Americana en aperturas, juegos completos y entradas lanzadas en 1979 con los Orioles, y fue el serpentinero más ganador de la Liga Americana en 1981.

Rays: Akinori Iwamura (Firmado en 2006)

País de origen: Japón

Iwamura fue la primera firma importante desde Japón para los Rays, y el intermedista rápidamente se hizo querer por los fanáticos. Iwamura fue pieza clave en el equipo que llegó a la Serie Mundial en el 2008. Iwamura les brindó a los Rays una presencia sólida en la parte alta del lineup, con promedio de .281 en sus tres campañas con el club.

Medias Rojas: Xander Bogaerts (Firmado en 2009)

País de origen: Aruba

Boston inicialmente firmó a Bogaerts como un prospecto de 16 años de edad desde Aruba en el 2009 y el infielder nunca miró hacia atrás. Tras debutar en el 2013 y ganar valiosa experiencia en la postemporada de ese año, la cual terminó con los Medias Rojas ganando el título de la Serie Mundial, Bogaerts rápidamente se convirtió en uno de los torpederos más completos en la Liga Americana. El club ganó otra corona de Serie Mundial en el 2018, año en el que Bogaerts brilló con promedio de .288 junto a 45 dobles, 23 cuadrangulares, 103 carreras empujadas y OPS de .883 en la temporada regular. Volvió a elevar su juego el año pasado, con números ofensivos de .309/.384/.555 con 52 dobles, 33 cuadrangulares y 117 remolques.

Yankees: Mariano Rivera (Firmado en 1990)

País de origen: Panamá

Hijo de un pescador panameño, el primer amor de Rivera fue el fútbol, deporte al que tuvo que renunciar tras una serie de lesiones de tobillo y rodilla. A los 18 años, Rivera se unió a un equipo de béisbol amateur y recibió una invitación a unas pruebas organizadas por el buscón de los Yankees, Chico Herón. Rivera no contaba con un entrenamiento oficial de pitcheo y sólo registró entre 85 y 87 millas por hora de velocidad, pero Herb Raybourn quedó impresionado por su capacidad atlética e impecable mecánica del joven. El 17 de febrero de 1990, Rivera acordó un contrato que incluiría un bono por firmar de US$2,500. Resultó ser una buena inversión, ya que se trataba del eventual líder histórico en juegos salvados y primer miembro del Salón de la Fama elegido de manera unánime.

División Central

Indios: José Ramírez (Firmado en el 2009)

País de origen: República Dominicana

No hace mucho tiempo que Ramírez se encontraba en Lake County, jugando a nivel de Clase-A de la Tribu, equipo con el que bateó .354 y tuvo OPS de .865. Ramírez debutó en la Gran Carpa el 1ro de septiembre del 2013, se afianzó como un jugador titular en el 2016 y desde entonces ha sido uno de los pilares de los Indios. Ramírez bateó .312 con OPS de .825 en su primera temporada completa y le siguió con promedio de .318 en el 2017 junto a OPS de .957, 29 jonrones, 83 carreras empujadas y lideró la Liga Americana con 56 dobles para quedar de tercero en las votaciones para el premio al JMV. Volvió a quedar de tercero en las votaciones para JMV de la Liga Americana en el 2018 y se recuperó de una primera mitad floja el año pasado para registrar 1.105 de OPS después de la pausa del Juego de Estrellas.

Reales: Salvador Pérez (Firmado en el 2006)

País de origen: Venezuela

Los Reales encontraron oro cuando el scout Juan Indriago firmó al entonces escuálido prospecto de 16 años de edad en Venezuela en el 2006. Para el 2011, Pérez ya había debutado en MLB, emprendiendo una carrera que seguramente terminará en el Salón de la Fama de los Reales y posiblemente en Cooperstown. Pérez ha ganado cinco Guantes de Oro, ha sido convocado al Juego de Estrellas en seis ocasiones, ha ganado dos Bates de Plata y fue nombrado JMV de la Serie Mundial del 2015. “El mejor receptor en defensa y el mejor careta que he visto, punto”, declaró su compañero Danny Duffy.

Tigres: Eugenio Suárez (Firmado en 2008)

País de origen: Venezuela

Los Felinos firmaron a Suárez en Venezuela por un bono de US$10,000 en el 2008, luego ejercieron paciencia mientras escalaba los niveles de ligas menores como un torpedero prospecto. Hizo su debut en la Gran Carpa con los Tigres el 4 de junio del 2014, inició 71 juegos en el campo corto y bateó .242 con OPS de .652. Luego fue enviado a los Rojos por el derecho dominicano Alfredo Simón. Suárez se convirtió en un jugador estelar en Cincinnati tras trasladarse a la tercera base en el 2016. Los Tigres pensaban que Suárez tenía potencial con el madero, pero nunca se imaginaron verlo conectar 49 vuelacercas en una sola campaña como lo hizo en el 2019.

Mellizos: Tony Oliva (Firmado en 1961)

País de origen: Cuba

Oliva demostró ser el producto más valioso de la ola de talento cubano que benefició a los desaparecidos Senadores de Washington y a los entonces debutantes Mellizos de Minnesota – tanto dentro como fuera del terreno. Oliva, quien jugó toda su carrera de 15 años con los Mellizos, fue nombrado Novato del Año en la Liga Americana en 1964 y fue convocado al Juego de Estrellas en cada una de sus primeras ocho campañas como ligamayorista. En cuatro ocasiones, encabezó el Joven Circuito en dobles. El oriundo de Pinar del Río también ganó un Guante de Oro como jardinero. Era un guardabosque derecho destacado con un brazo preciso y buen alcance. Es el único miembro de la organización en haber estado involucrado en cada uno de los tres equipos que ganaron el banderín de la Liga Americana: Como jugador en 1965, coach de bateo en 1987 y coach de la banca en 1991.

Medias Blancas: Luis Aparicio (Firmado en 1954)

País de origen: Venezuela

Aparicio se unió a los Medias Blancas desde Venezuela en 1954 y se convirtió en uno de los mejores jugadores en la historia de la franquicia, entre dos estadías diferentes con la organización. Aparicio fue el Novato del Año de la Liga Americana en 1956 y terminó de segundo en las votaciones para Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1959, detrás de su compañero de equipo Nellie Fox.

El venezolano también fue convocado al Juego de Estrellas en seis ocasiones y se agenció siete Guantes de Oro con Chicago. Las 318 bases robadas de Aparicio ocupan el segundo lugar detrás de Eddie Collins (368) como la mayor cantidad en la historia de la franquicia, a la vez que el torpedero fue el líder de estafas en la Liga Americana en cada una de sus primeras siete campañas con el equipo.

División Oeste

Angelinos: Shohei Ohtani (Firmado en el 2017)

País de origen: Japón

Después de la temporada del 2017, los equipos de MLB se alinearon para tratar de firmar a Ohtani, el lanzador/bateador fenómeno a quien le apodaban el Babe Ruth japonés. Al final decidió firmar con los Angelinos tras un largo proceso que incluyó ofertas por parte de casi cada club. La contratación rindió frutos inmediatamente, ya que Ohtani arrancó la temporada como el mejor prospecto de todo el béisbol en la lista de MLB Pipeline y se adjudicó el premio al Novato el Año en la Liga Americana en el 2018. Ohtani tuvo una línea de bateo de .285/.361/.564 con 22 jonrones y 61 carreras producidas en 104 juegos como bateador designado, mientras que como lanzador registró efectividad de 3.31 con 63 ponches en 51.2 entradas. Se sometió a una cirugía Tommy John que lo limitó a batear solamente en 2019, pero ahora está sano y listo para regresar como lanzador/bateador.

Astros: José Altuve (Firmado en el 2007)

País de origen: Venezuela

Altuve llamó primero la atención de Houston mientras jugaba en la intermedia con la selección Sub-16 de Venezuela. Los Astros mandaron al también venezolano Omar López a ver a un jugador llamado Ángel Nieves, pero López no podía quitarle la vista al “muchacho pequeñito”. Alfredo Pedrique, ex dirigente de Grandes Ligas y para entonces asistente especial de la gerencia general de los Astros, fue a ver a Altuve y era obvio que su habilidad para pegarle a la bola no se podía ignorar. Pedrique se reunió con la familia de Altuve y les ofreció US$15,000 por la firma. “Yo estaba poniendo el dinero en el bolsillo antes de contestarle”, dijo Altuve. El resto es historia. Altuve ha ido seis veces al Juego de Estrellas, ha ganado tres títulos de bateo y se llevó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2017.

Atléticos: Dagoberto Campaneris (Firmado en 1961)

País de origen: Cuba

Campaneris fue firmado como agente libre en Cuba en 1961. Pasó las primeras 13 campañas de su carrera con los Atléticos y bateó .262/.314/.348 con 70 jonrones, 270 dobles, 70 triples, 529 empujadas, 983 anotadas y 1,882 hits. Campaneris fue la bujía de aquella dinastía de los Atléticos que ganó tres Series Mundiales seguidas entre 1972 y 1974, poniendo la mesa desde el tope del lineup y creando dolores de cabeza a los rivales cuando se embasaba. Cinco veces convocado al Juego de Estrellas, Campaneris lideró la Liga Americana en hits (177) en 1968 y también encabezó el Joven Circuito seis veces en bases robadas. Sus 1,882 imparables permanecen como la mayor cantidad en la historia del club.

Marineros: Edgar Martínez (Firmado en 1982)

País de origen: Puerto Rico

Los Marineros han tenido varias firmas internacionales de élite, incluyendo al japonés Ichiro Suzuki y al venezolano Félix Hernández.

Pero es difícil encontrar una mejor ganga que el puertorriqueño Martínez, quien terminó convertido en un jugador del Salón de la Fama y una figura reverenciada en la historia de los Marineros después de firmar por apenas US$4,000 a los 19 años en su isla natal. Martínez estaba estudiando administración de empresas en la American University en Puerto Rico y trabajando por las noches para poder mantenerse, además de jugar béisbol semi-profesional los fines de semana. Su primo, Carmelo Martínez, fue quien llamó la atención de la mayoría de los scouts, pero Edgar logró que los Marineros se fijaran en él durante una prueba para jóvenes talentos en 1982.

A pesar de que no estaba convencido de dejar su trabajo por un bono tan pequeño, Edgar terminó siguiendo los consejos de Carmelo y aceptando la oferta de los Marineros. A pesar de explotar tarde, Martínez terminaría siendo uno de los grandes bateadores derechos de su generación, dejando una notable línea de bateo de .312/.418/.515 y asistiendo a siete Juegos de Estrellas en sus 18 años en Seattle.

Rangers: Juan González (Firmado en 1986)

País de origen: Puerto Rico

González era un gran nombre cuando los Rangers lo firmaron por US$75,000 en Puerto Rico en 1986, y todavía se siente de esa manera. Tras lograr que González firmara, el escucha de los Rangers, Luis Rosa, llamó a una estación de televisión y dijo que acababa de firmar a un jugador que se convertiría en el mayor jonronero de Latinoamérica. Rosa no estaba tan equivocado, después de todo, ya que “Igor” finalizó su carrera con 434 tablazos, que actualmente ocupan la novena posición de todos los tiempos entre los latinoamericanos. También se adjudicó el premio al JMV en dos ocasiones, ganando los honores en la Liga Americana tanto en 1996 como 1998.

LIGA NACIONAL

División Este

Bravos: Andruw Jones (firmado en 1993)

País de origen: Curazao

La decisión de Paul Snyder de visitar la pequeña — y entonces poco frecuentada por los scouts– isla de Curazao resultó en que los Bravos consiguieran a uno de los mejores jardineros centrales en la historia de Grandes Ligas. Jones recibió un bono de US$46,000 por su firma en 1993 y no habían pasado dos años cuando ya era el mejor prospecto del béisbol. Debutó a los 19 años en agosto de 1996 y dos meses después jonroneó en sus dos primeros visitas al plato en la Serie Mundial. Jones ganó 10 Guantes de Oro de la Liga Nacional en forma consecutiva, fue a cinco Juegos de Estrellas y terminó segundo en la votación del JMV tras conectar 51 jonrones, un récord para la franquicia, en el 2005.

Marlins: Miguel Cabrera (firmado en 1999)

País de origen: Venezuela

Un par de miradas a Cabrera, para entonces un jovencito de 16 años, fue lo único que necesitó el entonces scout de los Marlins y hoy gerente general de los Tigres, el cubano Al Ávila, para pedirle a la organización que hiciera un gran esfuerzo por quedarse con la sensación venezolana. En 1999, los Marlins firmaron a Cabrera por US$1.9 millón y el resto es historia. Cuando fue subido a las Grandes Ligas en junio del 2003 a los 20 años, ya dentro de los Marlins se decía que iba a ser un fenómeno. El toletero cumplió con las expectativas. Ayudó al club a ganar la Serie Mundial en su temporada de novato, fue cuatro veces al Juego de Estrellas y ganó dos Bates de Plata durante sus cinco años con los Marlins.

Mets: José Reyes (firmado en 1999)

País de origen: República Dominicana

Desde que era un adolescente, Reyes cautivó a los scouts internacionales con su potencial de jugador de cinco herramientas. Los Mets lo firmaron en la República Dominicana poco después de cumplir los 16 años, y Reyes llegó a las Grandes Ligas cuatro años después. Enseguida se convirtió en una sensación, bateando .307 en su campaña de novato y convirtiéndose en una estrella dos años después. Entre el 2005 y el 2007, Reyes encabezó la Liga Nacional en bases robadas cada temporada, con un tope de 78 en el 2007. Fue a cuatro Juegos de Estrellas en un lapso de seis años y ganó el título de bateo en el 2011.

Nacionales: Vladimir Guerrero (firmado en 1993)

País de origen: República Dominicana

Montreal firmó a Guerrero como agente libre en la República Dominicana, el primer paso de lo que terminaría siendo una ilustre carrera de 16 años en la Gran Carpa. Tras pasar sus primeras ocho temporadas con los Expos, Guerrero jugó seis años por los Angelinos, donde capturó el premio al JMV de la Liga Americana en el 2004. Su última campaña fue la del 2011, con los Orioles. Guerrero se retiró con línea de .318/.379/.553, .931 de OPS, 2,590 hits y 449 cuadrangulares. El nueve veces convocado al Juego de Estrellas y ocho veces ganador del Bate de Plata fue exaltado al Salón de la Fama en el 2018.

Filis: Ferguson Jenkins (firmado en 1962)

País de origen: Canadá

Los Filis firmaron a Jenkins el 15 de junio de 1962, tras éste terminar sus estudios de preparatoria en Chatham, Ontario. Debutó en las Mayores en septiembre de 1965, pero los Filis lo cambiaron a los Cachorros en abril de 1966. De por vida, Jenkins dejó récord de 284-226 con efectividad de 3.34 y 3,192 ponches en 19 campañas. Fue exaltado al Salón de la Fama en 1991.

División Central

Cerveceros: Teodoro Higuera (firmado en 1983)

País de origen: México

Como el también mexicano Fernando Valenzuela, Higuera fue un relativamente pequeño lanzador zurdo que, por un breve período a mediados de los años 80, fue considerado uno de los mejores serpentineros de su liga. Valenzuela ya era una superestrella cuando Higuera llegó a las Grandes Ligas en 1985, pero Higuera, cuando estaba saludable, era también un tremendo pitcher. Rápidamente dejó su huella terminando segundo en la votación al Novato del Año de la Liga Americana en 1985 y segundo en la carrera por el Premio Cy Young del circuito en 1986. Durante esa temporada del 86, Higuera dejó récord de 20-11 con 2.79 de efectividad, y en la edición de la revista Sports Illustrated del 14 de julio de ese año, se publicó una nota titulada, “Milwaukee tiene su propio Valenzuela”.

Cardenales: José Cruz (firmado en 1966)

País de origen: Puerto Rico

“Cheo” es mejor conocido por sus tiempos con el uniforme de los Astros, con quienes el jardinero izquierdo bateó .292 durante 13 temporadas. Pero los Cardenales lo firmaron en Puerto Rico en 1966 y el guardabosque bateó .247 en cinco campañas con San Luis para iniciar su carrera. El toletero zurdo fue cambiado a los Astros por dinero en efectivo en 1974, y fue allí donde se convirtió en el jugador que iría dos veces al Juego de Estrellas y ganaría dos Bates de Plata, siendo bujía de Houston por muchos años. Los

Astros retiraron su camisa en 1992. Cuando colgó los spikes, Cruz estaba entre los líderes de por vida de la franquicia en casi todas las categorías ofensivas importantes, incluyendo partidos jugados, turnos al bate, carreras anotadas, hits, dobles, triples, empujadas y extrabases.

Cachorros: Carlos Zambrano (firmado en 1997)

País de origen: Venezuela

Los Cachorros firmaron a Zambrano en Venezuela el 12 de julio de 1997, y el fiero lanzador derecho acumuló 37.7 de bWAR con el club entre el 2001 y el 2011, la novena mayor cifra para un lanzador en la historia del club. Sólo Ferguson Jenkins ponchó a más bateadores que Zambrano (1,542) entre los serpentineros de los Cachorros. Conocido también como “El Toro” y “Big Z”, Zambrano tuvo récord de 125-81 con promedio de carreras limpias de 3.60 en 319 juegos (282 aperturas), fue a tres Juegos de Estrellas, lanzó un juego sin hit ni carrera y terminó tres veces entre los primeros cinco en la votación del Cy Young de la Nacional durante su estadía con los Cachorros. Además, ganó tres Bates de Plata. Con 24 jonrones de por vida, Zambrano está empatado en el séptimo lugar de todos los tiempos entre los lanzadores de Grandes Ligas.

Piratas: Aramis Ramírez (firmado en 1994)

País de origen: República Dominicana

Los mejores años de Ramírez fueron en Chicago, donde fue una pieza clave en la tercera base, pero su carrera profesional comenzó con los Piratas. Pittsburgh firmó a Ramírez en la República Dominicana en 1994 y en 1998, con apenas 19 años, ya estaba en las Mayores. Tuvo una temporada destacada con los Piratas, bateando .300 con 34 jonrones y 112 carreras empujadas en el 2001, antes de ser enviado en un cambio a los Cachorros en el 2003. Ramírez fue dos veces al Juego de Estrellas representando a los Cachorros y terminó su carrera de 19 años con una línea ofensiva de .283/.341/.492, 386 cuadrangulares y 32.4 de bWAR.

Rojos: Atanasio “Tany” Pérez (firmado en 1960)

País de origen: Cuba

Pérez, quien estaba trabajando en una planta procesadora de caña de azúcar antes de que firmar con Cincinnati, terminaría teniendo una superlativa carrera de 23 campañas en las Grandes Ligas. Además de jugar con los Rojos entre 1964 y 1976 y luego entre 1984 y 1986, Pérez también vistió los uniformes de los Expos, Medias Rojas y Filis. Fue considerado el pegamento de la Gran Maquinaria Roja y disputó cuatro Series Mundiales con los Rojos. Su jonrón de dos carreras en el Juego 7 fue uno de los tres que conectó en la Serie Mundial de 1975 contra los Medias Rojas. Pérez disparó 379 vuelacercas y empujó 1,652 carreras, además de sumar 45.6 de bWAR, y fue exaltado al Salón de la Fama en el 2000.

División Oeste

D-backs: Miguel Montero (firmado en el 2001)

País de origen: Venezuela

Montero no es sólo el mejor receptor en la historia de los D-backs, sino también uno de los mejores jugadores del club, como demuestra claramente su fWAR de 23.3, que lo ubica de tercero sólo detrás de Paul Goldschmidt y Luis González entre los jugadores de posición de Arizona. Montero fue firmado por los D-backs en Venezuela en el 2001 por un bono de US$13,000 y fue dos veces al Juego de Estrellas en nueve campañas, antes de ser cambiado a los Cachorros tras el 2014. En el 2016, Montero conectó un grand slam como emergente para poner arriba a Chicago en el Juego 1 de la SCLN, y luego empujó otra carrera clave para ampliar la ventaja de Chicago en el 10mo inning del Juego 7 de la Serie Mundial.

Dodgers: Roberto Clemente (firmado en 1954)

País de origen: Puerto Rico

Al Campanis, scout de los Dodgers, firmó a Clemente en Puerto Rico por US$10,000 en 1954, llamándolo “el mejor atleta agente libre que he visto en mi vida”. El bono obligaba a los Dodgers a subir a Clemente directamente a las Grandes Ligas o dejarlo entre los jugadores elegibles en el Draft de la Regla 5. Con el roster de los Dodgers repleto de talento, la directiva del club decidió enviar a Clemente a Triple-A, donde jugó lo menos posible para intentar hacerlo pasar por debajo de la mesa en el mencionado Draft. Digamos que no fue una buena decisión, pues un trío de ex directivos de los Dodgers que trabajaban con los Piratas se llevó a Clemente a Pittsburgh. El resto es historia.

Giants: Juan Marichal (Signed in 1958)

País de origen: República Dominicana

Firmado por los Gigantes de 500 dólares para salir de República Dominicana, Marichal se destacó como uno de los mejores pitchers derechos en la historia del beisbol. Conocido por su distintiva patada alta al momento de lanzar, Marichal tuvo una marca de 243-142, con un promedio de carreras limpias de 2.89 en 16 temporadas en las Mayores, 14 de las cuales fueron con los Gigantes. Juan Marichal ganó al menos 20 juegos en seis campañas, y encabezó la efectividad  en la Liga Nacional (2.10) en 1969. 10 veces elegido al Juego de Estrellas, Marichal ganó 238 juegos con los Gigantes, el máximo pitcher ganador en la franquicia desde que se movió a la costa oeste en 1958. Él sigue siendo el líder de todos los tiempos en juegos completos (244), blanqueadas (52), entradas lanzadas (3,444) y ponches recetados (2,281). Marichal fue elegido al Salón de la Fama en 1983.

Padres: Roberto Alomar (Signed in 1985)

País de origen: Puerto Rico

Roberto Alomar fue firmado por los Padres procedente de Puerto Rico en 1985, dos años antes, la misma organización había firmado a su hermano Sandy Alomar Jr. El más joven de los Alomar no perdió mucho tiempo para ascender a las Grandes Ligas, debutando tres años después como el infielder más joven en la historia de la franquicia a la edad de 20 años. Alomar tuvo tres excelentes temporadas en San Diego, incluyendo la primera de doce campañas consecutivas como invitado al Juego de Estrellas, a partir de 1990. Pero las mejores temporadas de Alomar llegaron después, luego de ser cambiado a los Azulejos de Toronto, quienes enviaron a Padres a Tony Fernández y Fred McGriff.

Rockies: Ubaldo Jiménez (Signed in 2001)

País de origen: República Dominicana

Ubaldo Jiménez, quien retornó a los Rockies este verano, está al tope de esta lista. Jiménez no es más destacado que otros jugadores internacionales en la historia de Rockies. Pero, ni Carlos Gonález, Andrés Galarraga, Vinny Castilla, Pedro Astacio ni Jorge De La Rosa, fueron originalmente firmados por otros equipos. Jiménez lidera a los lanzadores en la historia de Rockies en bWar (18.3), y es el único jugador de firma internacional de Rockies en representar al equipo en el Juego de Estrellas.