«HASTA QUE HUBO ALGUIEN QUE LE MATARA EL GALLO EN LA MANO A LUPE» DIJO DANIEL VALDEZ

COLUMNA HUÉSPED PRINCIPALES

«Si me permiten hablar». Crónicas de un locutor.

Sinaloa. 10  dic. 2020.-  Mal empezó hoy mi dia. Estaba hospitalizado en Mazatlan en revisión mensual del cáncer de estomago cuando me informaron que mi compañero periodista Daniel Valdez Nuñez había fallecido esta madrugada.

Fue un sábado 06 de agosto de 1994 en las instalaciones de la Asociación Local de Productores de Hortalizas, Granos y Frutas del municipio de El Fuerte (UARES). Las oficinas estaban ubicadas a orilla de la carretera Los Mochis-San Blas, en el Poblado Mochicahui.

Rigoberto Haro Villegas, del ejido La Arrocera rendía su primer informe de trabajo como dirigente municipal y para la ocasión había organizado un festejo donde se ofrecía una exquisita barbacoa que había preparado mi amigo Rogelio «el calicito» de Mochicahui. Debo reconocer que la barbacoa estaba riquísima, no le falto «una pizca de sal» como dice en el corrido «Los dichos de Mochicahui».

Era Presidente Municipal de El Fuerte, el Ing. Armando Apodaca pero por cuestiones de agenda no pudo estar presente, envió como  representante del Ayuntamiento al Lic. Luis Lachica quien estuvo compartiendo la mesa de honor con Guillermo Cota, que había sido el primer líder de esa agrupación de productores ejidales, también estaba el guasavense Jacobo Gálvez, quien dirigia la asociación estatal de la UARES y que respaldaba a Rigoberto.

Un grupo de musica norteña amenizaba el festejo. Jacobo sonriente platicaba con Luis Lachica, con Memo Cota y con Rigo. En otra mesa se escuchaban los gritos de Benito Quintero, acompañado por el juez menor Jaime Mendivil y el exalcalde José Luis Vázquez entre muchos invitados donde sobresalían Armandito Guerrero, don Crispin Borboa, su sobrino Julio Borboa «Julio burras», Napoleón Quintero, Samuelito Quintero «el pacuso», Samuel Manzanares, los «mecánicos sexis» y algunos comisariados ejidales.

Como yo fui el conductor del evento, me toco estar de pie, checando los detalles,  sudando a chorros con el caloron de agosto mientras tanto uno de los meseros compadecido puso en mis manos una pacifiquito bien helada,  fue en ese momento que se me acerco Daniel Valdez del ejido Constancia, andaba trabajando como fotógrafo del evento.

«¿Tu eres Agustín, el periodista que habla en el noticiero de Guadalupe Alvarado?» me pregunto. Así es, le respondí.

¿Que se necesita para que yo pueda hablar ahí?, me gustaría hacer lo que tu haces.

El noticiero «Este Dia»  de Guadalupe Alvarado se trasmitía todos los días por la radiodifusora XETNT radio 65 y en 1994 era el que tenía el mayor numero de audiencia en la zona norte del estado. Gracias a Lupe, fui el primer reportero corresponsal en El Fuerte y Choix.

Le sugerí a Daniel que fuera a la radio a hablar con Lupe Alvarado, «es un gran amigo, seguro que te va a apoyar» le asegure.

En septiembre de 1994 empezó Daniel Valdez Nuñez su carrera de periodista, de la mano de Guadalupe Alvarado, quien lo bautizo como «el abogado de la informacion».

Hasta que le mataron el gallo en la mano a Lupe

Guadalupe Alvarado bautizaba con sobrenombres a todo el mundo. A mi me presentaba al aire como «el pocos pelos», yo soltaba la carcajada. Jamas me sentí ofendido. Pero ese lunes 11 de enero de 1999, gracias a la confianza del Gobernador del Estado Juan S. Millán, yo recibi la responsabilidad de ser el Coordinador de Comunicación Social en la zona norte. Esa mañana Lupe Alvarado me felicito al aire en su popular noticiero. «Como la ves Benito, felicitamos a Agustín Torres Sotomayor «el pocos pelos» porque a partir de hoy es el Coordinador de Comunicación del Gobierno del Estado».

En la cabina de radio 65 estaban Benito Pérez Guillen y Daniel Valdez, cuando Lupe Alvarado paso al aire una llamada. Era una señora químicas farmacobiologa. Señor Alvarado lo estoy escuchando y no me parece correcto que a Agustin le siga llamando «el pocos pelos», me parece una falta de respeto porque el ya es un colaborador del señor Gobernador, le dijo la radioescucha, entonces se alcanzo a oir la voz de Daniel Valdez que expreso «hasta que le mataron el gallo en la mano a Lupe».

Daniem estuvo en el noticiero «Este Dia» hasta que Lupe renuncio para irse como candidato del PRI a regidor del Ayuntamiento de Ahome con Mario López Valdez.

Durante la administración malovista Daniel siguió trabajando con Carlos Cota en el noticiero «Altavoz».  Cuando inicio un noticiero en radio Variedades en OIR, Daniel estuvo un tiempo con el, pero ante el llamado, se regreso al noticiero «Altavoz» y»Guardianes de la Noche» con Carlos Cota para continuar su actividad periodística. «Me traiciono» diría después en broma Lupe Alvarado.

Fue bajo la asesoría de Carlos Cota, Manuel Hernandez y Panchito, que Daniel inicio la publicacion de su revista informativa «El Guardian» cuya cobertura abarcaba los municipios de Choix, El Fuerte, Ahome y Sinaloa de Leyva donde competía en su trabajo informativo  con Lionso Sandoval «el pajarito». Lo de la competencia era en broma.

Fue en Sinaloa de Leyva donde tuvo la primer crisis de salud. El corazón le había enviado un primer mensaje. Gracias al apoyo de Juan Carlos Estrella pudo superar momentaneamente ese trance.

Daniel cumplio 26 años de ejercer esta profesion hasta el dia de hoy que fue llamado por Dios Nuestro Señor a su presencia. La diabetes quepadecia le daño el riñon y su corazón le fallo.

Daniel Valdez Nuñez nació en el ejido Constancia. Sus padres fueron el señor Eliseo Valdez Garcia y la señora Esthela Nuñez Chávez.

Creció entre ocho hermanos, Mario, Javier y Mariano quienes lamentablemente fallecieron por una afección cardiaca igual que el.

Sobreviven María Esther, Eliseo, Rubén, Ana Cristina y Esthela Valdez Nuñez.

Daniel contrajo matrimonio con la señora Maria Librada Camargo Ruiz. Dios bendijo su familia con seis hijos; Eliseo, Estrella, Elisa, Daniel, Emiliano y Maricruz Valdez Camargo.

 «Dios provee»

Cuando alguna persona tiene  problemas, siempre les digo, ¡animo!, no se desesperen, tengan fe. ¡Dios provee!

Pero nunca comprobe esta frase en la vida cotidiana hasta que vi a Daniel, empeze a admirarlo porque logro con mucho sacrificio, darle a dos de sus hijos los estudios de médicina. Para un hombre que vivió en la humildad toda su vida, a pesar de las angustiosas estrecheces económicas les dio a sus hijos dos títulos universitarios.

Hoy le rindo un homenaje a mi amigo y compañero periodista Daniel Valdez Nuñez, que ya se encuentra en la casa de Dios Nuestro Señor.

Descanse en paz