HACIENDA MULTA A BOSÉ POR DESGRAVAR JAMONES Y FISIOTERAPIA

ESPECTÁCULOS

El cantante tendrá que abonar la cantidad de 23.536,87 euros.

MADRID, España.-  Por una vez Miguel Bosé no salta a los titulares por su negacionismo sobre las vacunas, sus teorías de la conspiración o el enfrentamiento con su ex para la custodia de sus hijos. En esta ocasión, el cantantes es noticia después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid haya confirmado las reclamaciones por la liquidación de impuestos de 2010 y 2011 en las que deducía gastos como jamones, vehículos y fisioterapia, por lo que deberá abonar la cantidad de 23.536,87 euros.

Así, según informa EFE, se han desestimado dos recursos presentados por el cantante, administrador de Costanagua S.L., sociedad dedicada a la producción y gestión de las actividades artísticas del cantante, contra sendas resoluciones del Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid.

Según las resoluciones del Tribunal Económico Administrativo, las deducciones que se aplicaron a las liquidaciones no procedían, ya que eran gastos personales del socio único de la sociedad, es decir, Miguel Bosé.

Entre las controvertidas facturas cuya deducción denegó la Agencia Tributaria por ser gastos personales de Bosé se encuentran las relativas a tratamientos de fisioterapia y entrenamiento físico, «que no están relacionados con la actividad desarrollada por la sociedad (Costanagua) al tratarse de evidentes gastos personales de su socio y administrador único», dice la sentencia.

Tampoco admite las de las facturas relativas a la compra de productos ibéricos (jamón y lomo) o a la instalación de un circuito cerrado domótico de televisión que, dice el tribunal, «resulta claro, nuevamente, que se trataba de un servicio de seguridad prestado en la vivienda particular».

Por lo que respecta a los gastos asociados al renting de un vehículo, indica que su conductor habitual era Ignacio Palau Medina (la expareja del artista) «sin que se nos aclare en la demanda cuál era la relación laboral con la entidad actora y en qué consistían sus funciones en la sociedad, y sin que consten nóminas o medios de pago de las mismas».

Según añade ‘El País’, la sentencia refleja también que Bosé urdió «un entramado de empresas», ya que «participaba en una serie de sociedades como la propia entidad actora y Tarisa BV, radicada en Holanda», especificando que «se descubrieron también importantes entradas y salidas de capital, provenientes de Luxemburgo y con destino a Estados Unidos».