EXHORTA  SIPINNA A DAR GARANTÍA A LOS DERECHOS DE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

CENTRO PRINCIPALES

Culiacán, Sin.17 abril 2020.-  Dada la crisis de salud pública derivada de la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19), la cual, la Organización Mundial de la Salud declaró como pandemia mundial el pasado 11 de marzo y el Consejo de Salubridad General del Estado Mexicano, el día 30 de ese mismo mes publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el que se declara como emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor, y en concordancia con las medidas preventivas emergentes que han establecido los tres niveles de gobierno para hacer frente a los efectos de esta enfermedad.

Esta Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes hace un llamado a madres, padres y personas cuidadoras de niñez y adolescencia, a fortalecer las medidas y acciones de prevención dentro del núcleo familiar, así como a cuidar y proteger con responsabilidad y de la forma más extensa posible a las personas de 0 a 17 años de edad a su cargo, evitando en todo momento su exposición y riesgo innecesario en los lugares públicos y en el convivio con personas ajenas al seno de su hogar.

Con esta corresponsabilidad entre familias, sociedad y gobierno se garantizará un entorno de protección eficaz dirigido a este sector poblacional. Asimismo permitirá dirigir mayores esfuerzos a la atención y salvaguarda de niñas, niños y adolescentes en condición vulnerable, como son: migrantes, hijas e hijos de personas jornaleras agrícolas, indígenas, en situación de calle, aquellos que viven en zonas de alta y muy alta marginación, entre otros.

En ese mismo sentido, exhortamos a prescindir de cualquier acción en contra de niñas, niños y adolescentes, o de cualquier miembro de la familia, que les violente de manera física o psicológica. La situación de resguardo permanente en casa de ninguna forma debe generar conductas violentas, sino que debe ser una oportunidad para consolidar una crianza positiva e impulsarles a alcanzar su máximo potencial y pleno desarrollo, a través del aprendizaje lúdico, estimulación temprana, desarrollo de habilidades, fortalecimiento de relaciones e interacciones positivas y la comunicación, entre otras, de acuerdo a la etapa de vida.