ESCANDALO: MAGISTRADOS DESTITUYEN AL PRESIDENTE DEL TEPJF

Reyes Rodríguez Mondragón sustituye en el cargo a José Luis Vargas, lo investiga la UIF

CDMX. 5 agosto.2021.-  El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que hay crisis y descomposición en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF, tras la destitución de José Luis Vargas como magistrado presidente.

«La verdad es que hay una situación de crisis en el Tribunal Electoral, una descomposición. De ahí la necesidad de reformar tanto el Instituto Nacional Electoral (INE) como el Tribunal Electoral», comentó en conferencia de prensa matutina.

López Obrador recordó que tras la salida de José Luis Vargas se designó a Reyes Rodríguez Mondragón como su sustituto; sin embargo, mencionó que éste en alguna ocasión lo insultó.

«Resulta que el presidente del TEPJF que eligieron, en una ocasión me insultó y lo comento para probar las características de las personas que ocupan estos cargos tan importantes. El nivel moral de jueces magistrados, el organismo que es la última instancia cuyas resoluciones son definitivas», manifestó.

A decir del mandatario, el Tribunal Electoral «es un organismo clave para la democracia en México», pero insistió en que «hay una crisis y es una prueba que nosotros no intervenimos como lo hacían los presidentes anteriores».

Comentó que anteriormente el INE «estaba subordinado al presidente y el tribunal dependía del presidente».

Asimismo, criticó que los magistrados del TEPJF están «colmados de atenciones y privilegios», por lo que consideró que todos  deberían renunciar.

 

 

En la sesión presidida por la magistrada Janine Otálora, explicó la decisión de votar la destitución de José Luis Vargas está sustentada luego de las constantes irregularidades en su desempeño, que van desde violaciones normativas hasta acusaciones que ponen en duda la independencia de los integrantes de la Sala Superior.

“La decisión que hoy tomamos hace efectivas las consecuencias a las acciones en contra de la impartición de justicia y, por tanto, en contra de las leyes y de la Constitución que juramos guardar y hacer velar. Una traición a principios y deberes, grave sería nuestro actuar si continuáramos permitiendo más abusos en el uso de la presidencia de este órgano jurisdiccional.

“No buscamos el aplauso ni huimos a la crítica, nos sometemos al escrutinio público de la ciudadanía (…) nuestra única finalidad es garantizar una presidencia creíble y eficaz. Lo sucedido hoy debe entenderse como una declaración de principios, que la ética y la responsabilidad son la columna vertebral de este tribunal”, aseveró la magistrada.

La remoción de Vargas, que sólo lleva algunos meses en el cargo, ocurre días después de que la UIF logró que un juez ordenara a la Fiscalía General de la República (FGR) reabrir una investigación en contra de Vargas Valdez, señalado de enriquecimiento ilícito.