EL VIRUS TRASLADA LA GALA DE LOS GOYA A LA PANTALLA.

ESPECTÁCULOS

La ceremonia se celebrará con los nominados conectándose por teleconferencia con los presentadores.

MADRID, España.-  La ceremonia de entrega de los Premios Goya del cine español se celebrará finalmente con los nominados conectándose por teleconferencia con los presentadores, el actor Antonio Banderas y la periodista María Casado, para evitar contagios por coronavirus, anunció el martes la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Aunque la pandemia había obligado ya a reducir la asistencia presencial a nominados y encargados de entregar los galardones, el realizador y guionista Mariano Barrioso que dirige la academia española dijo que la emergencia sanitaria hace imposible plantearse que la gala del próximo 6 de marzo pueda llevarse a cabo con los invitados desfilando por la alfombra roja y de forma presencial en un teatro.

La ceremonia seguirá teniendo como sede el Teatro Soho de Málaga, la ciudad natal de Banderas, en el sureste de España, y contará con actuaciones musicales, dijo Barroso en una rueda de prensa televisada.

A pesar de que el ritmo de expansión del virus se ha ralentizado en la última semana tras más de 800.000 nuevos contagios registrados en enero y que los expertos achacan a las celebraciones en grupo de la Navidad y Año Nuevo, la presión en los hospitales sigue sin descender. Los pacientes de COVID-19 llenan ya prácticamente la mitad de la capacidad máxima de camas de cuidados intensivos.

Banderas, a quien se había encargado dirigir y presentar la gala junto a Casado, un reconocido rostro y familiar voz de la radio y televisión pública española, señaló que ambos harán lo imposible para hacer de la ceremonia virtual «algo muy especial».

«Lo vamos a hacer, va a ser una gala decente, elegante», dijo Banderas en la rueda de prensa. «Hay que saber meterse por las grietas que nos deja la realidad, con coraje y valentía y con toda la ilusión».

«Adú», una película que narra el periplo de dos niños cameruneses para llegar a Europa y que ha recibido 14 nominaciones, parte como favorita en esta 35ta edición de los Premios Goya. Le siguen la ópera prima de Pilar Palomero, «Las Niñas», que describe el salto a la adolescencia de su protagonista en la España de los 90, y «Akelarre», un filme del argentino Pablo Agüero sobre la caza de brujas en el País Vasco.

El documental chileno «El Agente Topo», de Maite Alberdi; la película colombiana «El Olvido que Seremos», dirigida por el español Fernando Trueba; la guatemalteca «La Llorona», de Jayro Bustamante, y «Ya no Estoy Aquí», de Fernando Frías y que representa a México, optan al premio a mejor película iberoamericana.