EL TÍO ‘CHEQUE’

‘Si me permiten hablar’. Crónicas de un locutor y periodista.

Por: Agustín Torres Sotomayor

Esta es una crónica en honor a Ezequiel Orozco Almada ‘el tío cheque’, compañero locutor de la XETNT radio 65 de Los Mochis, Sinaloa y fuertense de nacimiento.

Ezequiel Orozco Almada nació en El Fuerte de Montesclaros.

Su señora madre fue hermana de don Ricardo Almada, padre de los actores cinematográficos Mario y Fernando Almada, nacidos en Huatabampo, Sonora, muy cerquita de El Fuerte.

‘El cheque’ fue primo de los hermanos Almada.

En el año de 1965 se desato en El Fuerte de Montesclaros la fiebre por la película ‘Mary Poppins’, que habían estelarizado la actriz norteamericana Julie Andrews y el actor Dick Van Dyke.

‘El cheque’ era en joven inquieto, tenía un grupo de amigos del domino que se reunían en la cantina de ‘El tamalito’, que aun está ubicada frente a la casa del ex Diputado Local Bernardo Ruelas Hernández.

‘El cheque’ tenía vicio de acudir al Cine Tepeyac, el que fundo don Enrique Ochoa, padre de Pancho Ochoa, creador de la franquicia de los restaurantes ‘Pollo Loco’, ‘Taco Palenque’ y ‘Palenque Grill’.

El film musical de fantasía ‘Mary Poppins’  producido por los estudios Walt Disney, giraba alrededor de una niñera mágica que visita una familia disfuncional en Londres, Inglaterra, y utiliza su estilo único para mejorar la vida familiar.

Lo que causó furor de esa película es que la niñera volaba utilizando un paraguas como paracaídas.

En una jugada de domino en la cantina ‘El tamal’, aquel intrépido joven les aseguro a sus amigos que utilizar un paraguas como un paracaídas si era posible.

Aquellos empezaron a cuestionarlo.

‘Mañana van a ver cómo voy a volar’, les afirmo.

Al día siguiente, los cinco jóvenes integrantes del club del domino se reunieron en el atrio de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de El Fuerte de Montesclaros.

Todos sonreían divertidos ante aquello que parecía una vacilada.

Ezequiel ‘el cheque’ Orozco tomo su paraguas negro y subió al campanario de la iglesia del conquistador español don Francisco de Ibarra.

Cuando llego al campanario alzo los brazos, abrió con parsimonia el paraguas y se lanzó al vacío ante los amigos, entre ellos ‘el tamalito’.

El paraguas se abrió pero no con la magia de la película ‘Mary Poppins’.

Ezequiel Orozco Almada cayó lesionándose los tobillos.

El daño no fue mayor porque el paraguas atenuó su caída.

Pocos conocen esta anécdota que sucedió en el año de 1965 en El Fuerte de Montesclaros.

Ezequiel ‘cheque’ Orozco conoció a la señorita Carolina Ruelas, originaria de La Chicura, Choix, una ranchera cercana al pueblo de Yecorato, Choix.

En ese primer matrimonio tuvo tres hijos, dos mujeres y un varón.

El matrimonio se disolvió en los primeros años.

Después conoció ahí mismo en su tierra El Fuerte a quien sería el amor de su vida, María del Carmen Miranda García, hermana de la profesora Gina Miranda, madre de mi compañero locutor Jesús Humberto Armenta Miranda ‘el chubeto’.

Con doña Carmelita, ‘el cheque’ Orozco fue más prolífico, tuvo seis hijos: Ezequiel, Francisco, María del Carmen, David, Humberto, Trinidad Angélica, Ignacio y Abdanari Orozco Miranda.

Ezequiel Orozco se establece en el barrio del Hospital ‘Santa Rita’, teniendo como vecinos al ex director de Acción Social Dolores Flores, al transportista Vicente Picos, a ‘el bledo’ Ibarra entre otras respetables familias.

En la radio 65

Cuando Ezequiel Orozco Al.ada emigro con su familia a la ciudad de Los Mochis, se encuentro con su primo Ignacio ‘nacho’ Jiménez Almada, que era gerente de las radiodifusoras XETNT radio 65 y XEZA ‘la Zeta’ y hombre de todas las confianzas del empresario guasavense don Roque Chávez Castro.

Muy pocos saben que ‘el cheque,’ Orozco y el fuertense ‘nacho’  Jiménez eran primos hermanos por la vía de la familia Almada de Huatabampo.

Ignacio Jiménez Almada ‘el tío lacho’.

Nacho Jiménez integro a su primo ‘cheque’ Orozco a trabajar en la venta de publicidad y el perifoneo en carros de sonido.

Aquel joven fuertense aprendió a modular su voz cuando anunciaba en el micrófono los productos comerciales.

Fue así como poco a poco ‘el cheque’ se fue integrando como locutor de la radiodifusora XETNT radio 65, aunque tuvo un paso fugaz por la radio, condujo un programa que se llamó ‘La hora del tío ‘cheque’ donde impostaba la voz como la de un abuelito norteño.

Su personaje muy pronto se volvió muy popular en rancherías y colonias de Sinaloa.

Ezequiel Orozco Almada ‘el tío cheque’ fue un locutor orgullosamente de El Fuerte de Montesclaros, que al igual que Octavio Domínguez, Alonso Ayala, Raufel Guerrero, Jesús Humberto Armenta Miranda, Mario Domínguez, Juan Pablo Espinoza, Alfredo ‘el kiry’ Ayala y recientemente Mike Astorga y Johan Valenzuela, son los locutores que le han dado impulso a nuestra tierra.

Oído por casualidad

Ese miércoles 20 de octubre de 1965, Ezequiel ‘el cheque’ Orozco llego a la cantina ‘El tamalito’, estaban sus incondicionales amigos jugando domino.

‘Creo que me han de haber hecho brujería, siento todo el cuerpo ‘desguanguilado’, me siento enfermo, confeso ‘el cheque’.

‘El tamalito’ le sugirió ir al callejón de ‘el burro’, esa señora sabe hacer limpias, le aseguro.

‘El cheque’ obediente a la recomendación fue con la señora que decían, ‘hacia brujerías’.

El ‘consultorio’ estaba ubicado a un lado de la casa de Diego Estrella Reyes.

Nunca se supo si ‘el tamalito’ había puesto de acuerdo a la prestidigitadora, lo cierto es que la señora le ordeno ir al Panteón de la loma a la medianoche del viernes 23 de octubre de 1965.

Harás una estrella judía con ceniza a un lado del Panteón, después vas a brincar cada uno de los cinco picos de esa estrella, en cada pico habrás de decir los cinco nombres del diablo.

En cada pico de la estrella dirás; Satanás, Belcebú, Diablo, Lucifer, Levistan.

Te ordeno que te presentes ante mí.

‘El cheque’ les confió a sus cinco amigos lo que le había ordenado la hechicera.

Solo les aclaro que él tenía que acudir solo a las doce de la noche.

Cuando ‘el cheque’ llego al Panteón de la loma, unos nubarrones escondieron la brillante luna de octubre.

‘El cheque’ metió la mano al balde donde llevaba la ceniza, dibujo la cruz judía con los cinco picos, después empezó a invocar a Satanás mientras brincaba cada uno de los cinco picos de la estrella judía.

‘El tamalito’ y los amigos de la mesa del domino se habían preparado.

También fueron al Panteón con tres baldes llenos de piedras bañadas con tractolina y se escondieron en una de las tumbas.

Cuando ‘el cheque’ Orozco brinco el ultimo pico de la estrella judía invocando a Satanás, desde su escondite prendieron con cerillos el contenido de los tres baldes y los tiraron al centro de la estrella, dicen que la llamarada que se levantó se vio hasta Ocolome.

‘El cheque’ Orozco Almada del susto ante lo que el supuso, fue una manifestación diabólica se cayó, al mucho rato se levantó.

Durante quince días ‘el tío cheque’ se quedó mudo, sin habla, dicen que fue a que le sobaran la mollera y la tripa y ni con eso pudo recuperarse ante la demoniaca aparición.

Mientras ‘el tamalito’ y sus amigos se reían ante tan increíble suceso.

Oración

Los jóvenes de la generación de los años setentas que crecimos con las canciones de Olivia Newton Jhon o Sandi Olson en la película ‘Grease’ (Vaselina) donde actuó con Jhon Travolta estamos de luto.

Olivia Newton Jhon marco mi generación. Vi su película en el Cinema ‘Guasave 70’, frente a la academia Webster de Guasave donde la directora era la maestra Dalia Polanco, abuela de la actriz Dalilah Polanco, quien fuera pareja varios años del actor cómico Eugenio Derbez.

Todo eso ocurrió en el Guasave de los años setenta cuando yo tenía apenas 14 años.

Descanse en paz ‘Livy’ Newton John quien falleció de cáncer.

Dios provee!