EL ‘OMELETTE’ DEL DIP. RUMALDO VELAZQUEZ

‘Si me permiten hablar’. Crónicas de un locutor y periodista.

Por: Agustín Torres Sotomayor.

Esta crónica es un homenaje a mi compañero y amigo Rumaldo Velázquez Quiñonez. Gracias Marte por tu colaboración. Gracias tocayo Jesús ‘Ceyeli’ Castro de Charay.

Rumaldo Velázquez Quiñónez nació un viernes 07 de febrero de 1972 en Camajoa municipio de El Fuerte, Sinaloa.

Fue hijo de don Miguel Velázquez y la señora Martina Quiñónez Torres. Aunque nació con partera y dio un peso arriba de los tres kilos, el llanto de aquel niño inundó la campiña de sus ancestros indios zuaques.

Desde pequeño se enlistó como judío en las procesiones de semana santa en el centro ceremonial indígena de Charay. Recorría kilómetros descalzo. Jamás se quejó.

Contrajo muy joven matrimonio son la señorita Andrea Buitimea Meza con quien procreó a Jazmín. Ambos sufrieron la temprana partida.

Ese miércoles 15 de noviembre de 1995 hubo fiesta en Camajoa, El Fuerte, en casa de la familia Velázquez Quiñónez. El profesor Rumaldo había sido electo como Diputado Local, Jazmín, la pequeña hija de Rumaldo no lograba entender el motivo de la fiesta, la barbacoa y la música de unos guitarreros Yoremes que amenizaban el festejo.

El PRI le había ganado al PAN la Presidencia Municipal con la candidatura del Ing. Julián Vega Ruiz mientras que José de Jesús ‘pepe’ Pacheco, perdía la elección.

‘El pepe’ había emprendido una campaña política muy activa al grado de que estuvo a punto de ganar la elección, pero el dirigente municipal del PRI Armando Ochoa Valdez le metió ‘turbo’ con el apoyo de su esposa, la señora Tere Vejar y un grupo de mujeres ‘talacheras’ activistas entre ellas Alma Flores, Juana Ernelda Ruiz Bojórquez ‘la güerita’, doña Petra Hernández, Carmen Estrella Guillen, la ‘Ñeca’ Lugo Astorga y doña Lety Chávez de López que confeccionaron y repartieron más de 250 piñatas con bolsas de dulces y realizaron 300 loterías en todo el municipio  superando al partido albiazul.

¡Nunca el PRI fuertense había trabajado con tanto entusiasmo!

Ante la derrota, José de Jesús Pacheco, candidato de Higuera de los Natoches rechazo la regiduría plurinominal para irse al municipio de Ahome como Director de Servicios Públicos Municipales en la administración del doctor Salvador López Brito.

La militancia panista del municipio de El Fuerte jamás le perdono la afrenta.

También fueron candidatos a la alcaldía Felipe González Villaburo por el PRD y José Gerardo Leyva Valenzuela por el Partido del Frente Cardenista en esa elección que se llevó a cabo el domingo 12 de noviembre de 1995.

Rumaldo Velázquez fue el primer Diputado Local yoreme mayo. Había iniciado su carrera como profesor  de Educación Indígena en la comunidad de Playita de Casillas, Sinaloa de Leyva.

Fue un gran Presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Quincuagésima Quinta Legislatura y llevaba como candidato a Diputado Local  suplente al sanblaseño Luis Eduardo Preciado.

Ese año de 1995 el dirigente del CDE del PRI era Víctor Manuel Gandarilla Carrasco y el Secretario General Eduardo Garrido Achoy mientras que el Presidente del Consejo Estatal Electoral de Sinaloa fue Roberto Sergio Ayala Castro.

La Diputada Rosa Elena Millán Bueno, quien semanas después fungiría como Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, había invitado a los Diputados Electos del PRI a un desayuno que se llevó a cabo el viernes 17 de noviembre de 1995 en el restaurante del hotel ‘Tres Ríos’.

Rumaldo llegó acompañado por su asistente Joaquín Valenzuela del ejido Constancia y ocupo su asiento junto al Diputado Electo de Choix Ángel Rene Sarmiento Fierro. Cerca estaban Elvira Vega Audelo de Ahome, después de ella Jesús Burgos Pinto de Guasave.

Tráigame homelette

El mesero se acercó a cada uno de los virtuales Legisladores para tomar la orden. Cuando llego el turno de Rumaldo, el mesero espero un par de minutos, aquel muchacho pensó que el de Camajoa no se decidía cual platillo pedir.

Rumaldo leía la carta

‘¿Huevos con machaca?

¿Huevos con papas?

¿Huevos con tocino?

¿Huevos con jamón?

¿Huevos con chilorio?

¿Huevos rancheros?

¿Huevos ahogados?

¿Huevos en tortilla?’

‘Mire joven, cuando yo era un niño, mi ama criaba cincuenta gallinas allá en el rancho. Éramos muy pobres de Camajoa así que desayunaba huevos, comíamos huevos y cenábamos huevos, sabe una cosa?

Ya me harte de los huevos así que me trae un homelette por favor’.

Elvira Vega Audelo, Rene Sarmiento y Jesús Burgos Pinto voltearon sonriendo con Rumaldo.

¡A huevo!

LA UAIM

Rumaldo Velázquez quien pertenecía a la Asociación Política ‘Benito Juárez’, junto con Humberto Galaviz supo ganarse el afecto del Lic. Juan S. Millán.

Lo había conocido en una reunión de apoyo que ofreció Galaviz Armenta en su casa de Mochicahui, días después que el rosarense había renunciado a la dirigencia del CDE del PRI.

A partir de esa reunión, la Asociación Política Benito Juárez del municipio de El Fuerte se amparó políticamente bajo el manto protector del grupo Millanista que crecía y se multiplicaba en todo el estado de Sinaloa.

Humberto Galaviz, Rumaldo Velázquez, el profesor Marcos Sánchez, el Ing. Ismael Armenta Chávez, Lolita Salgueiro, Crispin Borboa, eran los liderazgos de la ‘Benito Juárez’.

Rumaldo Velázquez y Humberto Galaviz impulsaron y gestionaron primero el Instituto de Antropología de la UdeO que después, como Gobernador del Estado, Millán Lizárraga, convirtió en la Universidad Autónoma Indígena de México (UAIM) siendo su creador al que por cierto, la institución le debe un reconocimiento.

Rumaldo soñaba con que los rectores de esa institución fueran Mayos Yoremes.

También lucho para que el Instituto Nacional Indigenista de El Fuerte (INI), estuviera dirigido por un profesionista Mayo Yoreme.

‘Los directores son puros Yoris ojos azules, decía.

Lucho porque los Ayuntamientos de Sinaloa tuvieran una Dirección de Asuntos Indígenas sin lograrlo. Solo el municipio de El Fuerte fue incluyente como cuna de la etnia Mayo Yoreme.

Rumaldo promovió esa propuesta veinte años antes de que Héctor Melesio Cuen y el PAS la retomaran.

Se llevó ese deseo insatisfecho a la tumba.

Descanse en Paz nuestro amigo Rumaldo Velázquez Quiñónez que este próximo 02 de febrero miércoles 2022 cumpliría 60 años.

Oído por casualidad

Ese jueves primero de febrero del 2017 el ambiente era de dolor en casa de la familia Velázquez Quiñónez de Camajoa. La clase política del municipio de El Fuerte estuvo presente dando sus condolencias.

La alcaldesa Nubia Ramos Carbajal había sostenido una reunión con el Gobernador Quirino Ordaz Coppel en Culiacán  y llegaría al velorio alrededor de las siete de la noche como así sucedió.

Yo llegue en un camión de El Fuerte a Camajoa a las dos de la tarde. Casi coincidía con el ex regidor Luis Lachica y Luis Astorga que llegaron minutos antes que yo. En cuanto llegue fui al féretro a hacer oración y a despedir a mi amigo Rumaldo Velázquez.

En bancas estaban sentados diversos personajes de la política. Cuando ocupe una de ellas, Juan Alonso García ‘juanalo’ de ya iba saliendo a su casa rumbo a Charay.

Cuando llego a despedirse del ex alcalde de El Fuerte Eduardo ‘Lalo’ Astorga que estaba acompañado por su compadre Benito Quintero Vega, ‘juanalo’ no se aguantó y soltó la broma.

‘Oye Lalo, ¿que estás haciendo a un lado de Benito? ¿Que no sabes que ya se le conoce como ‘el matacompadres?

Còmo, respondió Lalo sonriendo

Si, respondió ‘juanalo’, ya sepultó a su compadre Ernesto Gaxiola de Mochicahui, hoy sepultó a Rumaldo…¿quieres ser tú el próximo?

Aquella broma de ‘juanalo’ el jueves primero de febrero del 2017 lamentablemente se convirtió en una premonición lapidaria.

Semanas después Benito Quintero y ‘Juan Alfonso ‘juanalo’ velaban al ex alcalde Eduardo Astorga en San Blas