EL EQUIPO TODO ESTRELLAS DE MANAGERS EN GRANDES LIGAS

DEPORTES

EEUU. 28 feb. 2020 (Manny Randhawa, MLB.com).- Después de una movida temporada muerta en la que un tercio de los equipos de las Grandes Ligas cambió de manager, es un buen momento para recordar las carreras como jugadores de algunos de esos dirigentes. Y al hacerlo, es fácil darse cuenta de que se puede armar un equipo bien impresionante. Entonces, aquí presentamos nuestro Equipo Todos Estrellas de pilotos.

Nota: Los managers están listados en el orden de un hipotético lineup abridor.

 

  1. Dave Roberts, Dodgers — CF

Ha llevado a los Dodgers a cuatro títulos de la División Oeste de la Liga Nacional consecutivos y ha ganado el banderín de la Nacional en dos de sus primeros cuatro años como manager del club. Pero antes de eso, tuvo una exitosa carrera en Grandes Ligas, en la que se robó 243 bases. Eso incluye probablemente la base estafada más famosa de la historia, aquella que disparó la remontada de los Medias Rojas en el Juego 4 de la SCLA del 2004 y que desembocó en el primer título de Boston en 86 años. Roberts jugó con los Indios, Dodgers, Medias Rojas, Padres y Gigantes entre 1999 y el 2008.

 

  1. Craig Counsell, Cerveceros — SS

El mandamás de los Cerveceros fue un veloz jugador del cuadro que jugó en las Mayores entre 1995 y el 2011, y que además se encontró en el medio de algunos momentos históricos. Aunque fue un bateador de sencillos con un OPS de .686, Counsell tuvo promedio de .381 con tres dobles en la SCNL del 2001 para ayudar a los D-backs a llegar a la Serie Mundial del 2001, llevándose a casa el premio JMV de dicha serie contra los Bravos. Arizona terminó derrotando a los Yankees en un épico Clásico de Octubre que se extendió a siete juegos. Además, Counsell anotó la carrera del gane para los Marlins en el inning 11 del Juego 7 de la Serie Mundial de 1997 contra los Indios.

 

  1. Dusty Baker, Astros — LF

Tiene 22 años de experiencia como manager y 1,863 victorias bajo la manga ahora que está empezando su estadía al frente de su quinto equipo, los Astros. Pero antes de dirigir a los Gigantes, Cachorros, Rojos y Nacionales, Baker fue un poderoso jardinero que jugó principalmente con los Bravos y Dodgers entre 1968 y 1983, antes de retirarse jugando con los Atléticos y Gigantes entre 1984 y 1986. En total, bateó 242 jonrones, fue dos veces al Juego de Estrellas, ganó un Guante de Oro en 1981 y fue el JMV de la SCLN de 1981, en la que bateó .316 para ayudar a los Dodgers a llegar a la Serie Mundial, que les ganaron a los Yankees en seis juegos.

 

  1. Don Mattingly, Marlins — 1B

Mattingly fue una gran figura de los Yankees de 1982 a 1995, y el mejor primera base de Grandes Ligas a mediados de los 80. De no haber sido por los problemas crónicos en la espalda, probablemente habría terminado en el Salón de la Fama. Entre 1984 y 1989, bateó .327/.372/.530 y promedió 27 jonrones por año. Fue JMV de la Liga Americana en 1985 y terminó segundo en las votaciones de 1986. La siguiente temporada, empató un récord de Grandes Ligas al dar cuadrangulares en ocho juegos seguidos. Además, brilló con el guante, ganando nueve Guantes de Oro.

 

Bambinazo de Mattingly

  1. Aaron Boone, Yankees — 3B

Boone jugó en Grandes Ligas de 1997 al 2009, pero se le recuerda por el jonrón de oro que dio por los Yankees en el 11er inning del Juego 7 de la SCLA del 2003 contra los Medias Rojas, con el cual envió Nueva York a la Serie Mundial. Curiosamente, Boone solamente pasó tres meses con los Bombarderos tras ser llegar desde los Rojos, por quienes militó durante las primeras siete temporadas de su carrera. El siguiente invierno, se lesionó una rodilla jugando baloncesto y perdió toda la campaña del 2004 antes de firmar con los Indios. Boone disputó dos campañas con la Tribu antes de finalizar su carrera con los Marlins, Nacionales y Astros.

Boone fue nombrado capataz de los Yankees previo a la campaña del 2018 y es el único manager en la historia de Grandes Ligas que ha guiado a su equipo a 100 victorias o más en cada una de sus primeras dos temporadas al mando.

 

  1. David Bell, Rojos — 2B

Bell fungió como segunda y tercera base en Grandes Ligas de 1995 al 2006. Tuvo sus mejores años del 2001 al 2004, con los Marineros, Gigantes y Filis. En ese tramo, registró WAR de 11, según Baseball Reference, ayudó a Seattle a fijar un récord de las Mayores con 116 victorias en el 2001 y anotó la carrera que le dio a San Francisco el banderín en la SCLN del 2002.

Los Rojos contrataron a Bell como manager antes de la temporada del 2019, convirtiéndolo en el cuarto hijo de un ex dirigente (Buddy Bell) que se desempeña como timonel.

 

  1. Dave Martínez, Nacionales — RF

Antes de guiar a los Nacionales al primer título de Serie Mundial en la historia de la franquicia el año pasado, Martínez pasó 16 temporadas en Grandes Ligas como jugador y una década como coach bajo Joe Maddon en los Rays y Cachorros. El puertorriqueño fue seleccionado en el draft amateur por los Cachorros y jugó por la novena del Norte de Chicago de 1986 a 1988, antes de ser canjeado a los Expos durante aquella del 88. Martínez terminó jugando por los Rojos, Gigantes, Medias Blancas, Rays, Rangers, Azulejos y Bravos antes de retirarse en el 2001.

Los Nacionales contrataron a Martínez como piloto antes de la temporada del 2018. El boricua reemplazó a otro jugador en este lineup, Dusty Baker. Washington tuvo foja de 82-80 en la primera campaña de Martínez al mando y el año pasado dejó marca de 93-69 en la temporada regular, antes de vencer a los Astros en siete juegos en la Serie Mundial.

 

  1. Mike Matheny, Reales — C

Matheny comienza su primera temporada al mando en Kansas City, luego de dirigir a los Cardenales durante siete temporadas, del 2012 al 2018, tramo en el cual San Luis ganó un banderín de la Liga Nacional (2013). Pero antes de todo eso, Matheny fue uno de los mejores receptores defensivos de Grandes Ligas. Ganó cuatro Guantes de Oro en 13 años con los Cerveceros, Azulejos, Cardenales y Gigantes.

 

  1. Bud Black, Rockies — Abridor

No fue difícil elegir a un abridor para este equipo, ya que Black es el único ex lanzador de Grandes Ligas entre los 30 managers actuales. Black tuvo una carrera larga y productiva como serpentinero. En 15 campañas con los Marineros, Reales, Indios, Azulejos y Gigantes, registró efectividad de 3.84 y WHIP de 1.27. Tuvo su mejor temporada a nivel personal en 1984, en la que dejó promedio de carreras limpias de 3.12 por los Reales y encabezó la Liga Americana con WHIP de 1.13. Un año después, ayudó a Kansas City a derrotar a los Cardenales en la Serie Mundial.

Black fue nombrado capataz de los Rockies antes de la campaña del 2017 y se convirtió en el primer dirigente que ha guiado a la novena de Colorado a la postemporada en años consecutivos (2017-18).