GOZÓ AMBIENTE DEL “FUTURES” LA REPRESENTACIÓN LATINA

Fue el primero entre equipos de organizaciones de la Liga Nacional y la Liga Americana

Cleveland, Ohio; 7 julio 2019 (David Venn, Lasmayores.com).- El Juego de las Futuras Estrellas fue el primero entre equipos de organizaciones de la Liga Nacional y la Liga Americana. Y también fue el primero que terminó en un empate, ya que después de las 7.0 entradas reglamentarias, se jugó un solo capítulo extra, sin más anotaciones—pese a empezar ambos innings con corredor en segunda.

Con todo y que no hubo un ganador por primera vez en los 21 años del evento, los prospectos latinoamericanos sí disfrutaron el partido del domingo en el Progressive Field.

“Fue un ambiente súper lindo, súper emocionante todo”, dijo el cubano Luis Robert, prospecto número 1 de los Medias Blancas y número 5 de todo el béisbol. “No pudimos ganar, pero empatamos y jugamos alegres. Nos divertimos, que fue a lo que vinimos aquí”.

El joven Sam Huff, quien empató el encuentro con un enorme jonrón de dos carreras en el cierre del séptimo episodio, fue el Jugador Más Valioso del partido.

En el pitcheo, los latinoamericanos Deivi García, Sixto Sánchez, Adrián Morejón y Luis Patiño se combinaron para tirar 4.2 ceros. De hecho, el partido inició con un inning en blanco de parte del dominicano García y terminó con una excelente labor de 1.2 entrada del colombiano Patiño.

“Me parece muy bien. Me sentí como en casa”, dijo García, quien después de su presentación del domingo fue ascendido de Doble-A a Triple-A por los Yankees. “Es una experiencia que nunca se olvida. Me sentí muy orgulloso. Traté de prepararme muy bien para hacer un buen trabajo y gracias a Dios así fue”.

De su parte, Patiño apagó el fuego en el séptimo capítulo cuando la Liga Americana amenazaba con dejar en el terreno a la Nacional.

“De verdad me sentí emocionado cuando me subí a ese montículo”, dijo Patiño. “Pensé que no iba a lanzar. De verdad estaba de último. Cuando me dieron la oportunidad, sólo me dije, ‘Disfruta esto. Esto es lo que te gusta a ti. Demuestra de dónde vienes, de qué estás hecho’.

“Y eso fue lo que hice cuando me monté ahí, disfrutar de este maravilloso juego y dar lo mejor de mí”.

Para muchos de los participantes, ésta fue la primera oportunidad de jugar en un estadio de Grandes Ligas. Y la disfrutaron al máximo.

“(Son) diferentes los fanáticos. Te hacen mucha bulla”, dijo el derecho dominicano Sixto Sánchez, quien tiró su recta entre 98.1 y 100.2 millas por hora mientras sacaba dos outs sin permitir carreras.

El tercera base mexicano Isaac Paredes vivió el ambiente también.

“Nunca había jugado en un estadio de Grandes Ligas y yo me sentí como si estuviera en Grandes Ligas”, expresó.

Agregó el jardinero dominicano Christian Paché: (Fue) una experiencia muy buena, como los fans reciben a uno y el gran trato que nos han dado. Me siento muy contento. Es otro nivel”.