DEBUTARÁ ALICE COOPER EN MÉXICO.

ESPECTÁCULOS

Dará conciertos en la Arena Monterrey y posteriormente en la Arena Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO. – Vincent Damon Furnier, mejor conocido como Alice Cooper, regresará a México para brindar dos conciertos. El primero será el 23 de octubre en la Arena Monterrey y dos días después la Arena Ciudad de México recibirá al músico estadounidense. El intérprete de «Poison» traerá su Ol´ Black Eyes is Back Tour junto a la banda californiana Tesla.

Alice Cooper pisará tierras aztecas un año después de su presentación en el festival Domination, donde fue uno de los headliners junto a Kiss y compartió escenario con bandas como Trivium, Lamb of God y Ratt. Además, en 2017 encabezó el festival «Mother of All» junto a artistas como Def Leppard y Vince Neil.

Discos como «Killer» y «Welcome to my Nightmare» colocaron a Cooper como el máximo exponente del Shock Rock por sus controvertidos shows y su exagerado uso de maquillaje. Alice Cooper se colocó como uno de los máximos exponentes del rock debido a la teatralidad que mostraban sus shows en donde mostraba ejecuciones con guillotina o el uso de serpientes y que, junto a sus letras oscuras, daban una atmósfera de terror.

Otro aspecto que caracterizaba a la banda eran sus discos conceptuales ya que, en ese entonces los discos de ese género no se enfocaban en contar una historia. Ejemplo de eso es el disco «Welcome to my Nightmare», el cual salió en 1975 y cuenta la historia de un chico de nombre «Steven» que tiene que combatir a sus pesadillas.

El trabajo que realizó Alice Cooper marcó un parte aguas para el género ya que más músicos lanzaron discos temáticos como es el caso de King Diamond, quien en 1987 lanzó «Abigail», su segundo trabajo que contaba una historia de terror. Si con esto no era suficiente para dejar un legado Alice Cooper decidió agregar maquillaje a su imagen, el cual estaba inspirado en la película de 1962 «What Ever Happened to Baby Jane?».

Pero la importancia de Furnier también va más allá de la música. Al ser un rockstar, tuvo una vida llena de excesos pero logró salir adelante y se convirtió en el modelo a seguir por parte de Dave Mustaine, guitarrista de Megadeth.

De acuerdo con el documental de VH1 «Behind the Music: Megadeth», la banda fue elegida para tocar un cover de la canción «No More Mr. Nice Guy», pero debido a las adicciones del exguitarrista de Metallica, las grabaciones tanto para la canción como para el video fueron complicadas. Ante esto, Vincent decidió ser una figura paterna para Mustaine y demostrarle que si seguía por ese camino, no iba a durar mucho tiempo con vida.