CRONICA: MIL GRITOS POR MARIO ZAMORA

POLÍTICA PRINCIPALES

“Ustedes son mi apuesta. Ustedes van a decidir la elección”.

Los Mochis, Sin. 9 mayo 2021.- Mariela Sam lleva 12 años tocando puertas sin que nadie la escuche. Le cuenta su experiencia a Mario Zamora y a mil mujeres reunidas en la Quinta Cortez de este municipio.

El próximo gobernador de Sinaloa sigue con atención el hilo de lo que esta mujer ha pasado sin alcanzar su propósito. 12 años, dice, buscando una oportunidad para ella y su nevería El Tío Sam.

Es empresaria y pese a los rechazos no desiste en su causa. El Tío Sam es un negocio familiar que ha crecido lentamente: más de 12 años pidiendo un apoyo.

“Y no me ha llegado nada. He crecido por préstamos, por dinero propio, por hipotecar todo, como muchas de las mujeres empresarias que estamos aquí. La mayoría estamos enfadadas, cansadas mas no nos vamos a rendir. Vamos a seguir tocando puertas. Queremos, no regalos, apoyos. Yo no he pedido regalo, ni un solo fondo perdido he pedido. Que nos apoyen a todas, que nos preste, no que nos regale”.

Mariela Sam cuenta que la pandemia del Covid-19 la convirtió en madre soltera. Y ella está al frente de la empresa. Se dice cansada de tantas promesas que les han hecho. Habla por todas las que están ahí apoyando a Mario Zamora.

Las mujeres acá abajo le aplauden. La ovación sale de las mesas. Hay bullicio. Son mujeres ayudando a mujeres.

Están presentes mujeres del campo y la ciudad. Amas de casa y empresarias. Jóvenes y adultas mayores, indígenas. De Ohuira y la Tabachines. De campos pesqueros.

María Valenzuela, líder de mujeres indígenas, también habla de lo que buscan en un gobierno. Mario Zamora la escucha.

“Queremos crear empresas y micro empresas para las mujeres indígenas. Decirle que tiene todo nuestro apoyo. Estamos muy orgullosas de que usted vaya a ser nuestro próximo gobernador”.

Oneida López, tiene una lavandería desde hace 7 años. Es parte de las mujeres emprendedoras. Está en la lucha, asegura. Y a Mario Zamora, porque dice estar segura de que así será, lo llama gobernador.

“Pido que ustedes como gobierno volteen a ver a las emprendedoras que queremos ser grandes, que queremos crecer.

Todas necesitamos que voltee a vernos, señor gobernador”.

Lorenia Zamarripa habla por las personas con algún tipo de discapacidad. Señala que el 16 por ciento de los mexicanos padece discapacidad

“Creo ciegamente en Mario. Creo en su capacidad. Y vengo a firmar mi apoyo ciego para él”.

Y hasta doña Antonia, con sus 70 años, ahí va navegando entre las mesas con su bastón de cuatro apoyos. De cuando en cuando voltea al templete donde Zamora escucha el grito de ¡Mario, Mario, Mario, Mario! Entonces ella alza el puño y sigue su camino a la silla.

Mario Zamora indica tener claro que las y los sinaloenses lo único que esperan es tener una oportunidad. No piden más. Una oportunidad para salir adelante con sus familias.

Por eso se compromete con ellas a crear la Financiera Estatal de Desarrollo para dar crédito barato (6, 7 por ciento anual) para que echen a a de sus negocios.

“Les doy mi palabra de sinaloense que todas ustedes, en seis años, van a estar mejor. En su casa en su colonia. Amigas, se los digo con el corazón en la mano. Ustedes son mi apuesta. Ustedes van a decidir la elección”.

“Los votos los consiguen las mujeres. ¿Contamos con ustedes?”, pregunta Zamora.

“Sí”.

“¿Nos van a apoyar?”

“Siiií”.

Son mil gritos que se hacen uno solo.

–00–

Que no te confundan ni te engañen. Los programas sociales como el apoyo a adultos mayores, salud y becas para la educación son un derecho constitucional que Mario Zamora votó en el Senado, nadie se los puede quitar.

En su gobierno serán fortalecidos pero además se rescatarán los programas de estancias infantiles para ayudar a las mamás trabajadoras, se luchará para recuperar los apoyos al campo, el empleo temporal, los comedores comunitarios, los refugios para proteger a mujeres víctimas de violencia y los programas en beneficio de la pesca.