CORONAVIRUS LE CUESTA A MÉXICO LA PÉRDIDA DE 14,500 EMPLEOS FORMALES POR DÍA

MÉXICO PRINCIPALES

En las últimas tres semanas se han perdido 346,000 puestos de trabajo, informó la STPS.

CDMX. 10 abril 2020. (Tomado de Internet).- –  Desde el 13 de marzo, en México, la curva de contagios de coronavirus mostró un aumento y la de empleos, un claro derrumbe.

Cifras del IMSS, tan sólo del 13 al 31 de marzo se perdieron 198,033 plazas. Ese dato, en 17 días. Pero en menos de una semana, en los primeros seis días de abril, se destruyeron otros 148,845 empleos.

A finales de marzo del 2019 en el país había 20 millones 348,508 puestos de trabajo en la economía formal. Ese tipo de empleo “parece haber subido en 134,435 (0.7%) de marzo de 2019 a marzo de 2020”, señaló David Kaplan, especialista senior en la Unidad de Mercados Laborales y de Seguridad Social del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Pero de devuelta a la realidad, al distanciamiento social y la suspensión de actividades no esenciales para controlar la pandemia de Covid-19, éstas “serían las peores cifras desde enero de 2010”, previó Kaplan en su cuenta de Twitter. “Probablemente, sea solo el comienzo de un problema mucho mayor”.

Llamado a pagar cuotas

La mayoría de los trabajadores que fueron dados de baja en el IMSS laboraban para empresas de más de 50 plazas. “Las microempresas de uno a cinco trabajadores son las que más han resistido y más han mostrado solidaridad”, señaló Alcalde Luján.

Los micronegocios han despedido a 0.03% de su plantilla. Mientras que las compañías que emplean a más de 50 personas han prescindido de 1.7% de su personal. Aquellas empresas “que tienen mayor capacidad de resistencia, son las primeras que ante esta emergencia han separado a los trabajadores”.

Alcalde Luján, enfatizó que no existe fundamento legal, en medio de la crisis por la emergencia sanitaria del Covid-19, para despedir trabajadores o reducir sus salarios.

“El llamado que hacemos, sobre todo, a estas empresas es a reconsiderar. Consideramos que es un momento fundamental de solidaridad frente a los trabajadores e insistimos también que no existe fundamento para poder correr, despedir, dejar de pagar el salario a los trabajadores en esta época de emergencia sanitaria”, expresó la funcionaria federal.

Tomar las cuotas obrero patronales como gastos que se pueden ahorrar en la crisis es una gran irresponsabilidad y es muy grave, apuntó Zoé Robledo, director general del IMSS. Al hacer eso, los dejan sin el seguro de enfermedades y maternidad.

Robledo hizo un llamado a los patrones a pagar sus cuotas. “Nosotros estamos haciendo un esfuerzo, es lo que nos corresponde, para que la atención sea oportuna. Pero necesitamos la solidaridad de los empresarios”, enfatizó.

El director del IMSS informó que del total de trabajadores que se dieron de baja en el mes de marzo y en la primera semana de abril, hay 138,000 trabajadores que quedarán sin seguridad social en las próximas siete semanas.