ALFONSO DOSAL ESTRENA SU “PLACA DE ACERO”.

ESPECTÁCULOS

Comparte créditos con Adrián Vázquez en esta cinta que aborda la historia de dos policías.

CDMX. 15 nov. 2019.-  Este viernes 15 de noviembre se estrena en la cartelera nacional la comedia mexicana “Placa de Acero”, protagonizada por Alfonso Dosal y Adrián Vázquez, la cual llega bajo la dirección de Abe Rosenberg. Este proyecto tiene muy emocionado a Dosal, quien en entrevista comparte que el público se divertirá con esta historia que aborda la vida de dos policías, él que es el incorruptible y su compañero de batallas, quien es todo lo contrario.

“(La película) es tal cual un parto, es mucho tiempo en planear, en lo que se escribe, luego fueron nueve semanas de rodaje, dos años de postproducción y finalmente sale, así que más que nerviosos, estábamos urgidos porque la gente ya la viera”, comparte en charla con EL INFORMADOR.

En esta aventura en la que también participa Eduardo España, “Roberto Recto” (Alfonso Dosal), es un oficial ejemplar recién egresado de la academia, quien se une a la fuerza de policía y es asignado con su nuevo compañero, “Adrián Vázquez” (Adrián Vázquez), un patrullero corrupto y holgazán quien cree que no existe otro camino posible en este sistema más que en el que se mueve. Pero juntos tendrán que ir aprendiendo uno del otro para triunfar sobre el crimen organizado y así traer justicia a la Ciudad de México.

“El oficial ‘Roberto Recto’ acaba de recibir la placa de acero, que es el rango más alto que le pueden dar y ‘Adrián Vázquez’ ya está metido en el sistema y tiene que ver por su familia, y en lugar de irse por el camino ideal, se va por el camino de la vida y se vuelve corrupto, ambos tienen que trabajar y son el agua y el aceite, están haciendo una investigación sobre un crimen que se le está complicando mucho, tanto por su propia personalidad como la realidad en la que viven, y aunque esto que estoy contando suena muy serio, en realidad es muy divertido porque es una comedia al final del día”.

Diseñados para reír. Alfonso señala que tanto el director como el equipo de producción definieron los arquetipos de los personajes que son los policías, y que el público se va a sentir muy identificado, porque todos se desarrollan en un contexto que vivimos y entendemos como mexicanos, mediante nuestra idiosincrasia y el humor particular que tememos.

“Están los flacos, los gordos, los chaparritos que somos nosotros, están los altos, están todos, al director no se le pasó ningún arquetipo de los policías, porque él entiende muy bien la comedia mexicana y el humor nuestro, entiende nuestra forma de pensar y tiene en la mente todas las imágenes que nosotros vivimos a diario con la policía, solamente que en lugar de irnos al dramón que es la vida, todo va desde el lugar cómico, aunque es una tragedia lo que se está viendo, porque la investigación que están haciendo es muy fuerte, sin embargo, a los mexicanos nos gusta que nos cuenten las historias con risas”.

El tono de la película además tiene una línea como la de las películas mexicanas de acción de los años 70, incluso con guiños a las historietas. “El director y el productor tienen la forma del tipo de cine que quieren hacer, tú ves sus películas anteriores como ‘Mientras el Lobo no Está’ o ‘Archivo 253’ y te das cuenta que le están apostando a un estilo que no es el común en México en su manera de fotografiar, en su diseño de producción, todo es distinto a lo que hemos venido viendo y le da un tono y un lugar a esta película que parece una cinta gringa, no en el tamaño, sino en la forma, en cómo se ve y se cuenta”, pero con todo el contexto nacional.