“1917”  SE LLEVA LA NOCHE EN LOS GLOBOS DE ORO.

ESPECTÁCULOS

Filme de guerra épico superó a “El Irlandés” y “Joker”, con Sam Mendes como Mejor director.

LOS ÁNGELES, California. La 77ma edición de los Globos de Oro se perfilaba como una coronación para Netflix. En vez, dos épicas de la gran pantalla se alzaron con los máximos honores el domingo: el relato de Sam Mendes sobre la Primera Guerra Mundial «1917», que se impuso como mejor película de drama, y la fábula de Tarantino sobre Los Ángeles «Había una vez… en Hollywood”, que se llevó el premio a la mejor película de comedia o musical.

«1917» también mereció a Mendes al mejor director. Las victorias para «1917» resultaron una sorpresa, al superar a «Marriage Story»  de Noah Baumbach y «El Irlandés” de Martin Scorsese. Ambos son estrenos aclamados de Netflix, pero en conjunto se llevaron un solo premio: para Laura Dern, por su papel de reparto como abogada de divorcios en «Marriage Story». «El Irlandés» no recibió ninguno.

«Había una vez… en Hollywood” tenía camino más fácil que la competitiva en  drama. Brad Pitt ganó el premio al mejor actor de reparto, su primer Globo desde que lo obtuvo en 1996 por «12 Monos», y se acercó un paso más a los Oscar. «Quería traer a mi mamá, pero no pude porque cuando me paro al lado de cualquier mujer dicen que estoy saliendo con ella, así que sería extraño», dijo Pitt.

Ricky Gervais, por quinta vez anfitrión, comenzó con un llamado contra la hipocresía salpicado de groserías en el que pidió a ganadores que se limitaran a agradecerles a sus agentes y a su dios. Pero a lo largo de la velada, quienes subieron al escenario hablaron de incendios en Australia, desestabilización en Irán, derechos de la mujer, la importancia de pioneros LGBT y hasta la importancia de ser puntuales.

Como suele ocurrir, hubo sorpresas. Como director, Mendes superó a Scorsese («El Irlandés»), Tarantino y Bong Joon Ho («Parásito»). Y el honor a «1917» resultó oportuno: la cinta se estrena este viernes. «No hay un director en el mundo que no esté a la sombra de Martin Scorsese», dijo un sorprendido Mendes.

Awkwafina, estrella del drama independiente «The Farewell», fue  la primera mujer asiática en ganar a mejor actriz de comedia. Al mejor actor en comedia fue Taron Egerton por su papel de Elton John en «Rocketman». Y a mejor actriz de drama para Zellweger por «Judy».

Joaquin Phoenix fue reconocido por su papel en la divisiva pero enormemente popular «Joker» (Guasón).

Laura Dern, favorita a mejor actriz de reparto, ganó su quinto Globo de Oro y con esto dejó a Jennifer López, en «Hustlers», con las manos vacías.

El primer premio de la noche fue para una serie de un servicio de streaming. Ramy Youssef recibió al mejor actor en una serie de comedia por su programa de Hulu «Ramy». El honor para el mejor actor en una serie limitada fue para Russell Crowe «The Loudest Voice» de Showtime. Crowe no asistió debido a incendios forestales en su natal Australia, donde se encontraba para apoyar a su familia.

Phoebe Waller-Bridge a mejor actriz en una serie de comedia por «Fleabag». Stellan Skarsgård a mejor actor de reparto en una serie limitada por su trabajo en «Chernobyl». HBO también se alzó con el premio a la mejor serie de drama con «Succession».

A mejor película extranjera fue para «Parásitos» de Bong Joon Ho. Tom Hanks, nominado por su papel como Fred Rogers en «A Beautiful Day in the Neighborhood», recibió el Premio Cecil B. El Premio Carol Burnett a la trayectoria en la TV fue para Ellen DeGeneres.