AGENTE DE INTELIGENCIA DE EU OFRECE INFORMACIÓN  QUE PODRÍA HUNDIR A TRUMP

EL MUNDO PRINCIPALES

Una llamada telefónica del 25 de julio, Donald Trump habla con su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski.

Washington, D.C. 6 oct. 2019. (SinEmbargo).– Un segundo agente de la inteligencia de Estados Unidos quiere ofrecer al Congreso información de primera mano sobre las presiones del Presidente estadounidense, Donald Trump, a Ucrania, lo que podría reforzar la investigación de los demócratas para abrir un juicio político contra el mandatario.

Marz Zaid, el abogado que representa al primer informante, dijo este domingo a la cadena ABC que su nuevo cliente también es un agente de la inteligencia estadounidense, aunque no especificó a qué agencia pertenece.

Zaid aseguró que el nuevo denunciante tiene información directa sobre los supuestos intentos de Trump para perjudicar al ex Vicepresidente Joe Biden de cara a las elecciones de 2020.

En el centro de la polémica se encuentra una llamada telefónica efectuada el 25 de julio, en la que Trump pidió a su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, que investigara por corrupción en Ucrania a Biden y uno de sus hijos, Hunter, que asesoró a una empresa de gas ucraniana.

El objetivo del mandatario, que busca la reelección, era supuestamente perjudicar a Biden, favorito en las encuestas para llevarse la nominación demócrata para los comicios presidenciales de 2020.

La queja del primer denunciante hizo que la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, anunciara el inicio de una investigación para determinar si Trump debía ser sometido a un juicio político por sus presiones a Ucrania.

En Twitter, el letrado Andrew Bakaj, que también representa al primer agente, explicó que su despacho de abogados está presentando a “múltiples informantes“.

El primer informante elaboró su queja a partir de la información de media docena de funcionarios, por lo que no tenía información de primera mano.

Ahora, el nuevo denunciante dice tener información directa y eso podría dar más munición a los demócratas para lograr la apertura de un juicio político contra Trump.

La queja del primer denunciante hizo que la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, anunciara el inicio de una investigación para determinar si Trump debía ser sometido a un juicio político por sus presiones a Ucrania.

El Presidente reaccionó rápidamente a la noticia y, en Twitter, afirmó que este nuevo denunciante procede del “estado profundo”, un término procedente de una teoría de la conspiración y que usa para designar a un supuesto grupo de burócratas que intenta dañarle.

En la historia de Estados Unidos, sólo tres presidentes han afrontado hasta ahora procesos de destitución: Andrew Johnson (1865-1869) y Bill Clinton (1993-2001), quienes fueron absueltos; y Richard Nixon (1964-1974), quien dimitió antes de que se produjera su juicio político.

LAS REVELACIONES DEL PRIMER INFORMANTE

El informante que reveló que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presionó a Ucrania para influir en las elecciones de 2020 es un agente de la CIA que estuvo destinado en la Casa Blanca, de acuerdo con el diario The New York Times, que citó a tres fuentes conocedoras del asunto.

El rotativo no mencionó el nombre del informante y se limitó a explicar que trabajó en la Casa Blanca “en algún momento”, pero que ya regresó a las oficinas de la agencia de inteligencia.

El pasado 26 de septiembre se hizo público el contenido de la queja de ese agente de la CIA, que asegura que Trump “presionó” a su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, para que investigara al ex Vicepresidente Joe Biden de cara a las elecciones de 2020 y que luego intentó ocultar esos intentos.

El Presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, habla en un forum Ucrania-Bielorrusia en la ciudad ucraniana de Ucrania, el viernes, 4 de octubre del 2019.

El texto de esa denuncia muestra que fue escrita por un analista de inteligencia con conocimiento de la relación de Estados Unidos hacia Europa, especialmente en relación con Ucrania y sus política interna, según The New York Times.

En declaraciones a ese medio, los abogados del informante se negaron a confirmar si había trabajado para la CIA y avisaron que publicar información sobre su identidad puede ser peligroso.

“Cualquier decisión de publicar cualquier información sobre lo que se percibe que es la identidad del informante es preocupante e imprudente, ya que puede poner al individuo en peligro”, afirmó Andrew Bakaj, su abogado principal. “El denunciante tiene derecho al anonimato”, añadió.

El propio The New York Times defendió su decisión de desvelar detalles sobre su identidad y argumentó que esa información es importante para el público.

“El papel del denunciante, incluida su credibilidad y su lugar en el Gobierno es esencial para entender los asuntos más importantes a los que se enfrenta el país, es decir, si el Presidente de Estados Unidos abusó de su poder y si la Casa Blanca lo encubrió”, explicó el director ejecutivo del diario, Dean Baquet.

La queja de ese agente, de nueve páginas y hecha pública hoy, está repleta de detalles sobre los supuestos intentos de la Casa Blanca para boicotear a Biden, que aspira a enfrentarse a Trump en las elecciones de 2020.