SERÉ IMPLACABLE EN EL COMBATE A LA CORRUPCIÓN: MEADE KURIBREÑA.

Hemos visto y escuchado el desaliento y el enojo de muchos mexicanos, dice el candidato.

Ciudad de México, 18  feb. 2018.-  La Convención Nacional de Delegadas y Delegados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ratificó este domingo a José Antonio Meade Kuribreña como su candidato a la Presidencia de la República.

Meade Kuribreña reconoció que ha visto y escuchado el desaliento y el enojo de muchos mexicanos, por lo que no se pueden desatender ni ignorar las exigencias de la sociedad. Destacó que es vital ver y escuchar el profundo malestar que prevalece por actos de corrupción que laceran la vida de México y ofenden la dignidad de los mexicanos.

“Encabezaré nuestro esfuerzo con mi ejemplo y mi conducta, sometida cada día a la evaluación crítica y objetiva de los mexicanos. Seré implacable en el combate a la corrupción”, afirmó Meade en un evento que se caracterizó por su ambiente festivo.

Ante alrededor de 35 mil delegados y militantes que abarrotaron el Foro Sol, Meade explicó que quiere ser Presidente para que México sea una potencia. Por ello, explicó que su gobierno se enfocará en tres objetivos fundamentales: que México sea la capital mundial del talento, que las familias y mujeres estén al centro de las políticas públicas y generar políticas públicas personalizadas.

El candidato electo del PRI anunció que hará un cambio sin precedente en la política social, lo que implica la creación del primer Registro Nacional de Necesidades de cada persona. Explicó que, en su gobierno, esta plataforma se traducirá en apoyos reales, a tiempo y transparentes a necesidades de los ciudadanos.

Subrayó que para llevar bienestar a cada mexicano no hay esfuerzo que escatimar ni tiempo que perder. Dijo que habrá becas para los jóvenes para quienes su prioridad sea el estudio, apoyos financieros para quien requiera abrir un negocio, transporte para quienes enfrenten problemas de movilidad, medicinas para los adultos mayores que necesiten ayuda y respeto para las culturas milenarias de nuestros pueblos indígenas.

Luego de recibir su constancia como candidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña mencionó que su única obligación, pacto y alianza es con México. Afirmó que esta elección es decisiva, pues de ella depende nuestro futuro, el de nuestros jóvenes y el de las próximas generaciones, por lo que demandó no arriesgarlo.

Entre porras de “Pepe, Presidente” y “Sí se puede”, el candidato priista dijo que la elección de julio de 2018 representará el reto de ir hacia adelante o hacia atrás y un claro retroceso, recordó, es cuando se ataca la libertad de expresión, cuando entra la corrupción en la política, cuando se agrede a las instituciones, cuando se cancela la educación de excelencia y cuando se ofrece impunidad a los criminales.

Acompañado por su esposa, Juana Cuevas, Meade dijo estar consciente de la naturaleza y de la trascendencia de su candidatura y se comprometió con los principios del PRI, la ley, la libertad, la democracia, la justicia social y el progreso. En este sentido, dejó en claro que quienes no compartan esas convicciones son libres de ir hacia atrás.

Meade Kuribreña saludó la participación en el acto de dirigentes partidistas, funcionarios federales y locales, gobernadores, legisladores, sectores de los partidos y dirigentes seccionales. Llamó a la militancia de las 32 entidades de la República que, al volver a sus localidades, lo hagan con la certidumbre de que el PRI ganará la elección del próximo julio con los mejores perfiles y las mejores propuestas.