MONREAL TOMA BANDERA SOCIAL MIENTRAS AMLO DEFIENDE A EMPRESARIOS Y BANCOS

Columna Huésped: LA TEORIA DEL CAOS. Por Hugo Páez.

CDMX. 13 nov. 2018.-  Sus 30 millones de electores ven con recelo la defensa del presidente electo a la élite bancaria. El enfrentamiento en Morena ya marcó la primera grieta de un posible cisma. Monreal toma bandera social, mientras AMLO defiende a los que siempre combatió.

No se debe confundir la verdad con la opinión de la mayoría, decía Jean Cocteau en el París de los turbulentos 60’s.

Esa opinión de la mayoría que ha servido a Andrés Manuel López Obrador para cimentar la base teórica en el discurso justificador de su toma de decisiones, no le está funcionando en el tema de la reducción de las comisiones bancarias.

El pueblo sabio, o al menos 30 millones de esos electores, ve con recelo la defensa del presidente electo a la élite bancaria, a la que durante años encasillo como aristocracia empresarial.

Andrés Manuel decidió rescatar el viernes a la Bolsa Mexicana de Valores contra la propuesta de la bancada de Morena en el Senado abanderada por Ricardo Monreal Ávila.

¿Se creyó Monreal eso de la defensa social frente al capitalismo salvaje que cobra comisiones e intereses exorbitantes..?

A línea de vista se ve un enfrentamiento irreconciliable entre la postura parlamentaria de Morena frente a la de López Obrador y la incondicional dirigencia del partido.

Sin embargo, a diferencia de otros temas como la cancelación del NAIM en Texcoco, la popular eliminación de pensiones y servicios a expresidentes de la república, la puesta en venta del avión presidencial, la renuncia a la seguridad del Estado Mayor Presidencial, y el bajón salarial a servidores públicos de los tres poderes, la iniciativa de Monreal Ávila de someter a la banca a un régimen de comisiones más justas, tiene una gran popularidad entre las huestes obradoristas.

De jueves a viernes Andrés Manuel levantó la Bolsa de Valores del 5.8% perdido en el IPC, pero este lunes las pérdidas accionarias acumuladas de los bancos fueron estratosféricas, de 102 mil millones de pesos.

El mismo perverso juego de contradecir a su gabinete cuando le viene en gana, ahora es el bumerang de los incrédulos capitales transnacionales que se niegan a confiar en la palabra en la cambiante psique de López Obrador.

Terrible llegar al 1 de diciembre con esta tendencia en los mercados que puede detonar en una fuerte devaluación de la moneda, a raíz del caprichoso antecedente de cancelar una de las obras de infraestructura del país que este domingo provocó una marcha mediana, pero nada despreciable, de alrededor de 6 mil personas. La primera contra AMLO, en apoyo al proyecto aeroportuario de Texcoco.

Y para alterar todavía más los nervios de los mercados por la mecánica de la Cuarta Transformación en la toma de decisiones, hoy mismo el presidente electo convocó a una nueva consulta el 24 y 25 de noviembre, para decidir la construcción de la Refinería de Dos Bocas, la del Tren Maya y la del Tren del Istmo de Tehuantepec.

El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, en un arranque de salvamento a la absurda consulta del NAIM, empeñó su palabra de que NO volvería a hacerse otra consulta sin los preceptos legales estipulados en la Constitución. Pues no, en 11 días hay otra.

A esos volantazos me refiero, a ese desprecio por la opinión de sus notables a los que considera moralmente inferiores para marcar la ruta del nuevo sexenio.

El enfrentamiento es palpable, la primera grieta de un posible cisma ya se marcó en el muro de Morena.

En los primeros golpes, la presidenta de Morena Yeidckol Polevnsky dijo que Monreal no consultó el delicado asunto con el presidente electo o con su gabinete, y calificó la iniciativa como un ‘bomberazo’.

Monreal respondió hoy por la mañana en el Senado: “Le diría a la presidenta del partido que la respetamos y que le sugerimos actuar en el partido, resolver algunos conflictos internos que existen en los estados, que nosotros actuaremos como mayores de edad, con responsabilidad, con seriedad y que a ella siempre la respetaremos, no hablaremos mal de ella, al contrario, nos solidarizamos”.

Agregó: “va a continuar el trámite legislativo, eso no se puede detener, llegó el momento, nosotros no vamos a titubear porque es el momento de establecer límites, autocontroles, auto límites en las instituciones financieras”.

“Nosotros no nos vamos a detener en nuestro trabajo legislativo, somos un poder autónomo, independiente, donde las decisiones se toman por mayoría y así se va a hacer, pero no se trata de desafío, el Presidente es un hombre que encabezará el Poder Ejecutivo federal, surgió del movimiento al que todos pertenecemos y no hay una desvinculación ni confrontación. Él lo ha dicho, que respeta la decisión del Poder Legislativo, ha dicho: no soy poder de los poderes y cada uno que asuma su responsabilidad”.

Indudablemente Monreal toma bandera social, mientras AMLO defiende a empresarios y bancos… los 30 millones lo están observando, de igual forma los capitales, las instituciones, los empresarios, y el resto de la sociedad que forma la gran mayoría.

SUSCRIPCIÓN A CORREO: http://ow.ly/S7Ho30igRJ7

portal http://hugopaez.com/   twitter: @HugoPaezOficial 

facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion