MILITARES AL GRITO DE GUERRA EN LAS CALLES DE MÉXICO.

Los Malosos: APRUEBAN LEY DE SEGURIDAD INTERIOR. Por Hugo Páez.

CDMX. 30 nov. 2017.-  Más de seis han pasado desde que las capitanías de puerto pasaron de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de Gerardo Ruiz Esparza, a la Secretaría de Marina de Vidal Soberón, el 4 de mayo, desplazando a la Marina Mercante, según esto por la inseguridad.

Seis meses y nadie sabe sobre grandes incautaciones o captura de bandas de tráfico de estupefacientes a raíz de la militarización de puertos, eso sí, más de 60 mil millones de pesos en proyectos se preparan en manos de los marinos.

Con esa seducción totalitaria que entusiasma a la utilización de las Fuerzas Armadas en asuntos civiles como la inseguridad, fue aprobada ayer la Ley de Seguridad Interior en la Cámara de Diputados, impulsada por las bancadas del PRI de César Camacho Quiroz, la del Verde de Jesús Sesma y la del PRS de Alejandro González.

La alerta prendió a las ONG´s dedicadas al tema, dos de ellas México Unido Contra la Delincuencia de Francisco Torres Landa y Causa en Común de María Elena Morera, quienes piensan interponer una acción de inconstitucionalidad ante el peligro de disparar las violaciones a los derechos humanos.

La ley, tal como se aprobó, considera la activación del protocolo de seguridad interior prácticamente ante cualquier conducta delictiva, el Ejecutivo tendrá una enorme manga ancha para utilizar a las Fuerzas Armadas en las calles. Pero a las ONG´s no les preocupa tanto Enrique Peña Nieto, sino el que viene en su lugar.

Entre las inconsistencias de la ley esta que NO delimita con claridad la diferencia entre seguridad interior y seguridad nacional. Los criterios son confusos y amplios, y cualquier argumento para combatir al crimen organizado justificará su aplicación. En la práctica es una bomba de tiempo para los ciudadanos.

Bastará con que la autoridad estatal solicite al Ejecutivo activar el protocolo, y a este NO le quedará más que confiar en los mandos regionales, eso pasó con el ex procurador de Nayarit, Edgar Veytia, al servicio del gobernador priista Roberto Sandoval… y del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) de Nemesio Oseguera El Mencho. Veytia está detenido en EUA por tráfico de heroína, metanfetaminas, mariguana y otras monerías.

En febrero, el procurador nayarita convenció a la Marina de actuar contra una falange del cártel de los Beltrán Leyva, a cargo de Juan Patrón el “H2”. Así se dio el ataque espectacular con el helicóptero artillado en una zona habitacional de Tepic, contra los rivales de Veytia y del CJNG.

PARÁLISIS LEGISLATIVA DE MORENA EN ASAMBLEA CDMX, MUESTRA DEL 2018

Si usted quiere un adelanto de lo que pasará en el 2018 con bancadas más fuertes de Morena de Andrés Manuel López Obrador en la Cámara de Senadores y la de Diputados ¡échele un vistazo a la Asamblea Legislativa de la CDMX!

El coordinador morenista César Cravioto Romero NO controla -o no quiere- el estilo porril de sus huestes que traen el encargo de provocar parálisis legislativa, así que la cosa va para largo, no obstante, la presión de las bancadas deL PRD, PAN y PRI lograron la aprobación de Mónica López como delegada de Venustiano Carranza.

Entre los pendientes está la ley de ingresos y egresos, las leyes secundarias de la Constitución de la CDMX, y muchas más. Para darnos una idea, la sesión del miércoles duró 20 minutos, el NO pase de lista de los 14 asambleístas de Morena y el caos, boicotean la operación de los grupos parlamentarios de Leonel Luna del PRD, Jorge Romero Herrera del PAN, IsrAl paso que va el conflicto entre los consejeros del INE de Lorenzo Córdova, y el TRIFE de Janine Otálora, la Suprema Corte de Justicia de Luis María Aguilar tendrá que meter mano para garantizar imparcialidad y justicia en la aplicación de criterios y dar tranquilidad a las elecciones del 2018.

Son muy claras las pruebas presentadas por los consejeros Ciro Murayama, Pamela San Martín y Benito Nacif sobre la actuación dudosa de los magistrados del Tribunal Electoral.

Y como va la competencia de tercios, cualquier conflicto entre Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya Cortés y José Meade Kuribreña tendrá un Tribunal de poco fiar, donde se aplican criterios dudosos como en Coahuila, en este caso a favor de Miguel Riquelme, nada más que, ahora el riesgo a nivel nacional