MERCADOS SOMETEN A LÓPEZ OBRADOR Y A LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Columna Huésped: LA TEORIA DEL CAOS. Por Hugo Páez.

CDMX. 9 nov. 2018.-  La realidad sacude a la Cuarta Transformación, el Bolsazo de Monreal obliga a dar marcha atrás y a fortalecer la autonomía de los poderes. “Es una mala idea consultar al pueblo en temas complejos”: Tony Blair.

Tuvo que caer la bolsa de valores a niveles históricos desde el 2011, y las acciones de los bancos, para concientizar a una revisión de la iniciativa de Ricardo Monreal Ávila que eliminar una serie de comisiones que cobra la banca.

El paradigma es la invasión arbitraria a la autonomía de un poder a otro, en este caso del ámbito del Ejecutivo, causa que obligó a Andrés Manuel López Obrador a enviar un mensaje para calmar a los mercados que un día antes desplomaron el IPC en 5.81%.

Paradójicamente, López Obrador que aún no es presidente Constitucional de México, y, por lo tanto, tampoco titular del Ejecutivo, interviene y da un manotazo al Poder Legislativo, de igual forma autónomo, en calidad de líder moral de Morena. Pero la injerencia es evidente.

La ansiedad por marcar territorios y las prisas por demostrar cambios en el periodo de transición han sido los peores consejeros del gabinete de Andrés Manuel y la Cuarta Transformación, esta vez los mercados sometieron al electo.

En esa impaciencia se precipitó la Ley Federal de Remuneraciones con el bajón salarial a los servidores públicos, de igual forma la cancelación del NAICM de Texcoco y el retiro de las pensiones vitalicias a los ex presidentes, que al final del día resultó en una incidencia de sólo cuatro personas.

Así transcurrió el frustrado golpe de Monreal a los bancos, argumentado en la injusticia de la usura, un concepto políticamente correcto como un canto de apareamiento en el que todos estamos de acuerdo. Pero la realidad es otra y está sacudiendo a López Obrador y a la Cuarta Transformación, sea lo que signifique eso, en un escenario con pendones de imágenes históricas de Juárez, Madero y Cárdenas.

En esta prueba y error, que en el caso de la cancelación de Texcoco obligó a López Obrador a prometer a los contratistas el Shangri-La de Santa Lucía, y en el Bolsazo de Monreal a garantizar que no habrá cambios en el marco legal de los bancos en tres años, el Poder Judicial de la Federación puede encontrar la ruta para frenar los ataques a la independencia de los jueces, como dice el ministro presidente de la SCJN Luis María Aguilar (https://goo.gl/c4Uicf).

¿Es necesario que el Poder Judicial ejerza la presión necesaria, como los empresarios y la banca, para evitar un golpe autoritario a su independencia..?

En dos casos ya dio resultado. La autonomía del Poder Judicial no es un asunto de salarios -algunos estratosféricos que se deben reconsiderar- sino un tema de separación de poderes, como la piedra filosofal de las democracias liberales.

La autonomía no es materia que compete solamente a jueces y magistrados, es un tema que lacera las garantías individuales, en particular los derechos humanos y las libertades.

Por supuesto que es un abuso mercantil de los bancos el cobro de comisiones excesivas en todo tipo de créditos y servicios, pero no hay que descartar que Monreal Ávila encontró en esta veta una sensación casi excitante de explotación política, en un país donde lo usual es el futurismo presidencial prematuro.

Y aun cuando el presidente electo todavía no es constitucional, los nombres de los sucesores naturales emergen, uno de ellos es el ex gobernador de Zacatecas Monreal, igual que Marcelo Ebrard Casaubón y Claudia Sheinbaum, más los agregados en el camino.

El problema es que estas formas de Morena que sienten que están abriendo ruta al paraíso del proletariado profetizado por Karl Marx, tienen el tufo populista de las decisiones tomadas por Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela, responsables de destruir la economía y de ahuyentar a todo tipo de corporativos globales.

Veo al ex primer ministro de la Gran Bretaña Tony Blair en el Encuentro Empresarial 2018 que organiza la Coparmex. Habla en carne propia de las consultas a la gente en temas complejos, su país sufre las consecuencias del Brexit que los distanció de la Unión Europea.

“Es una mala idea consultar al pueblo en temas complejos” dice Blair en la Ciudad de México, la capital del país que aspiró a tener un aeropuerto de vanguardia, ahora convertido en cimientos abandonados, como triste paisaje de lo que pudo ser.

SUSCRIPCIÓN A CORREO: http://ow.ly/S7Ho30igRJ7

portal http://hugopaez.com/   twitter: @HugoPaezOficial 

facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion