LA TEORIA DEL CAOS: LA BURLA DE KARIME DUARTE Y DE RAÚL CERVANTES.

Karime Tubilla es sin duda la burla lapidaria en la detención de su esposo. Por Hugo Páez.

CDMX. 18 abril 2017.-  Su libertad dinamita la detención del ex gobernador de Veracruz, esbozado con una perdida sonrisa en la oficina de la autoridad judicial de Guatemala.

No encuentro los crímenes de Guillermo Padrés Dagnino, hijo del ex gobernador de Sonora Guillermo Padrés Elías, que superen a Kerime y la montaña de evidencias con registros de enormes gastos bancarios, cuentas, y compras en tiendas departamentales por 8 millones de pesos en un solo día en Masaryk, y la misma faena en EUA, por 40 mil dólares.

En noviembre, Padres junior acompañó a su padre a entregarse en el Reclusorio Norte en la CDMX y fue detenido.

Kerime fue rastreada por la autoridad guatemalteca, fotos la ubican en restaurantes con Javier, hasta la larga espera de la Fiscalía de Guatemala, de la solicitud de extradición de la Procuraduría mexicana de Raúl Cervantes, pero sólo llegó para el veracruzano más odiado de los últimos tiempos, no para la esposa.

Extraño el proceder de la PGR ante el caudal de sospechas y tesis sobre la libertad de la Macías Tubilla. La PGR debe explicar la diferencia entre Karime y el joven sonorense, en una atmósfera de conjeturas cargadas de explicaciones partidistas, electorales, e intereses de cofradías del poder.

La más cantada habla de la libertad de la ex primera dama de Veracruz, como una amenaza disuasiva para evitar las historias de Javier Duarte, de propia boca, ya que podrían enlodar alturas insospechadas y encubrimiento de atrocidades y corruptelas.

Pero a la vista de todos, el procurador Raúl Cervantes NO encontró esa montaña de evidencia, ni en el dispendio injustificable en relación a sus ingresos, con el objetivo de cimentar las razones judiciales de la extradición.

Afirma Thelma Aldana Hernández, Fiscal General de Guatemala, en entrevista para el portal SinEmbargo, que la Procuraduría de México no solicitó orden de extradición de Duarte, sino hasta el 15 de abril. Fuentes citaron al ex gobernador en el país centroamericano desde noviembre, más de cuatro meses.

La burla va más allá, la funcionaria guatemalteca asegura que no se habla nada sobre alguna orden de extradición de Karime Macías, ni siquiera un señalamiento verbal.

Extraños los prófugos mexicanos que se pasean en lugares llenos de turistas de diferente nacionalidades, en temporada alta. Extraña la búsqueda desenfadada, apresurada, tal vez por la época electoral.