LA MONTAÑA: CAMBIO DE ESTRATEGIA Y DE MODELO.

Por Oscar Loza Ochoa.

A lo que se le huye mientras más lo persigue.

Julio Cortázar.

Culiacán, Sin. 11 enero 2018.-  Lo sucedido en el municipio de Elota el pasado viernes 5 tiene trascendencia nacional. Sí, la privación de la libertad del director de seguridad pública y del encargado de armas, no es sólo una tragedia familiar o una acción que paraliza la vida pública elotense. Es un hecho delictivo que pone en entredicho la estrategia aplicada contra la violencia y el modelo mismo de la seguridad que se aplica a nivel nacional.

La conclusión de los entendidos es que el año 2017 dejó una huella más profunda en los renglones de la inseguridad que los anteriores. Y que las medidas con que se enfrentó la violencia y a la delincuencia, sólo profundizaron la estrategia ya conocida de otros sexenios. Los saldos no hablan bien de esas medidas ni de los responsables de aplicarlas.

Lamentamos que el teniente coronel Ignacio Juárez Rojas y el escolta Alfonso Beltrán JIménez, sean ahora víctimas de la desaparición forzada. Nada ha podido parar esta dolorosa práctica en Sinaloa y en México, y cuando los que la sufren son los servidores públicos que deben cuidar la seguridad de los demás, no dejamos de pensar en que este delito de lesa humanidad no puede seguir siendo tratado con un modelo de seguridad agotado totalmente y que sólo hace crecer las estadísticas del dolor en el país.

Urge un verdadero cambio en las políticas públicas de seguridad, que sin dejar de ver ventajas en las tecnologías de punta, vean al ser humano (ciudadanos y policías) como el centro de esas políticas. Ni el ciudadano puede concebirse como el sospechoso de cometer conductas antisociales, ni a los policías como los servidores que sin drones, cámaras en cada esquina y pertrechos de guerra, no van a darnos los resultados que la sociedad exige en materia de seguridad. Aún con parte de esa tecnología desaparecen ciudadanos todos los días y no hemos podido recuperar a los funcionarios de seguridad elotenses. ¿Hasta cuándo se reconocerá que los modelos de seguridad que sufren del principio de fatiga deben ser depositados en el lugar que les corresponde: la basura?

Ante el tsunami de incrementos de precios en los primeros días de este año, más los antecedentes acumulados del año anterior, la Coordinadora Ciudadana Contra el Gasolinazo, convocó a un mitin contra la carestía en la Plazuela Obregón. Asistió un modesto grupo de ciudadanos que se comprometió a llevar a más personas el razonamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: la pobreza invisibiliza a pobres, la democracia es incompatible con la pobreza y que un Estado democrático está obligado a tomar medidas que abatan y eliminen la desigualdad social. Acceder a una digna es un derecho humano. No descansaremos en promover estos razonamientos.

En los últimos días los grupos de familiares con desaparecidos han desplegado fuerzas e iniciativa y esos afanes tienen su resultado: encontraron los restos de cuatro personas desaparecidas en  el centro y en el norte del estado. Nuestro reconocimiento a la lucha de las incansables buscadoras de desaparecidos. Una certeza nos ha dejado esta experiencia, que la autoridad debe tomar más en serio la responsabilidad que le corresponde en esta materia y que los ciudadanos están convocados a ejercer ciudadanía en este problema que supura por todos puntos geográficos de nuestro estado. Vale.

www.oscarloza.com

oscarloza.ochoa@hotmail.com

Twitter @Oscar_Loza