CHOFER Y ASISTENTE TENDRÁN PARTE DE SU FORTUNA.

Silvia Pinal ya tiene listo su testamento para evitar problemas entre sus familiares.

CIUDAD DE MÉXICO. Según informó una publicación de espectáculos, doña Silvia Pinal ya tiene listo su testamento para evitar problemas entre sus familiares por la gran fortuna que la primera actriz ha acumulado durante sus largos años de carrera artística, la cual continúa.

Una allegada a la madre de Alejandra Guzmán, señaló que pese a sus 87 años de edad, Pinal no piensa aún en el retiro, a pesar de que a mediados de este año se habló de que padecía principios de demencia senil. “El teatro que lleva su nombre y está en el Centro de la CDMX se lo heredó a su hija Sylvia.

Su lujosa casa que tiene al sur de la ciudad se la va a dejar a su hijo Luis Enrique, mientras que las cuentas bancarias a su hija Alejandra”. Entre sus demás pertenencias, Silvia Pinal heredará a su hijo Luis Enrique el famoso cuadro que Diego Rivera le regaló.

Sus nietas y bisnietas les dejarán 20 estacionamientos que tiene en la Ciudad de México y los cuales le dejan una ganancia de 9 millones de pesos mensuales. La conocida de la primera actriz afirmó que incluyo hasta a Domingo, su chofer y a Efigenia, su asistente en señal de agradecimiento por haberla servido por tantos años.

Ambos tendrán una jugosa herencia. “A Domingo le va a dejar los dos coches Jaguar que tiene, uno del 60 y otro del 90, que es donde comúnmente la transporta. Además, como Silvia cuenta con exclusividad vitalicia en Televisa, la empresa le renueva su auto cada año, y dice que cuando muera, Domingo también se quedará con el auto que tenga en ese momento”.

En el caso de su asistente doña Silvia le dejará un edificio con ocho departamentos al sur de la CDMX.